Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Le hemos echado el guante a LEGO Worlds. Título que llegará a Nintendo Switch trayendo todo lo bueno de la experiencia LEGO a nuestra consola. Tras los primeros compases de historia y experimentando con las posibilidades del título, os traemos nuestras primeras impresiones. Preparad vuestras dotes creativas y vuestras piezas de colores, que vamos a tener construcción y destrucción para un buen rato.

 

Estamos ante un título de construcción basado en unos juguetes que van sobre lo mismo. Básicamente, ver una partida de LEGO Worlds es como ver a nuestras piezas de LEGO jugando a un videojuego sobre usar piezas de LEGO, pero cargado de esas dosis de humor a las que nos tienen acostumbrados los títulos que llegan bajo el sello de esta compañía.

 

New LEGO Worlds – Game Trailer

¿Maestro Constructor o Maestro Destructor?

Nuestro principal objetivo en LEGO Worlds es alcanzar el título de Maestro Constructor, para ello necesitamos encontrar 100 bloques dorados de LEGO, cosa que podemos hacer en todo momento solos o acompañados de un amigo a pantalla dividida, o bien online. Sí, LEGO Worlds ofrece multijugador local y online, y podemos compartir los mundos que creemos gracias a un código único que se le asigna a cada uno. Estos bloques dorados que decía antes se obtienen superando misiones que nos encontraremos a lo largo de los diferentes mundos y sirven para ir reparando poco a poco nuestra nave, pudiendo llegar así a planetas más y más lejanos. Aunque el título nos ofrezca una serie de mundos predeterminados, podemos editarlos a placer una vez tengamos las herramientas necesarias.

 

Los primeros mundos nos llevan a una serie de misiones-tutorial en las que aprendemos lo básico y obtenemos las herramientas necesarias para editar los mundos que nos encontremos. Todo esto guiado por la fantástica voz del narrador, Alfonso Vallés. Pero no os confiéis, la localización de los objetos que se necesitan para completar las misiones cambia de forma aleatoria cada vez que jugamos, por lo que de nada sirve ir de listillos a casa de un amigo porque no encuentra un objeto que tú “sabes” dónde está. Una vez hayamos superado las misiones principales, tendremos la opción de descubrir nuevos planetas, al margen de los de la historia principal, para seguir haciendo gamberradas o explorar nuevas zonas y obtener nuevos objetos para editar nuestros mundos.

 

De herramientas va la cosa

En LEGO Worlds tenemos diferentes herramientas que nos sirven para escanear y copiar personajes y objetos, editar las texturas y el volumen del entorno (alisar, dar volumen hacia arriba o hacia abajo, pulir zonas demasiado lisas para evitar que haya partes demasiado cuadradas), colorear, disparar… Es muy importante escanear, de hecho, el propio juego nos destaca los elementos que aún no hemos escaneado para que lo hagamos. Por ejemplo, si vemos un personaje que nos gusta, podemos registrarlo para copiar su ropa, pelo o cara en nuestro personaje, al que podemos editar continuamente para dejarlo a nuestro total gusto.

 

Gracias a todos estos útiles, las posibilidades que nos ofrece el juego son casi infinitas, de hecho, el límite de elementos que podremos crear en nuestros mundos está ligado prácticamente a la capacidad que tenga el almacenamiento de la consola. Chris Rose, productor de TT Games, nos comentó que en la versión de PC se llegaron a crear mundos con un peso de más de 500 gigas, así que es posible que necesites una tarjeta micro SD para poder dar rienda suelta a tu imaginación sin temer por las limitaciones de memoria.

 

LEGO Worlds – Muchísimo potencial y muchísimas ganas de que llegue a Nintendo Switch

Los juegos de LEGO son en su mayoría un sinónimo de risas, y buenas experiencias. LEGO Worlds nos ofrece algo diferente a lo que nos tenían acostumbrado en los últimos años, pero manteniendo esa esencia tan característica de sus juegos. Apenas pudimos probar tres mundos, uno basado en el universo de los piratas de LEGO, otro en los cavernícolas y otro que parecía estar hecho de caramelos. Sin embargo, las posibilidades que hemos visto que ofrece el título nos han dejado con ganas de más.

 

Los controles que ofrece son bastante accesibles y, si sentimos que se nos queda corto, tenemos la opción del editor pro, en el que las herramientas se cambian de forma más fluida y tenemos en todo momento las opciones en pantalla. Esto puede resultar algo lioso a los jugadores novatos, pero seguro que se convierte en nuestra mejor aliada en el futuro. Por lo general, nos hemos llevado muy buenas impresiones de este título y estamos deseando que llegue ya a Nintendo Switch. Además, tenemos bastante curiosidad por saber si ofrece alguna funcionalidad exclusiva aprovechando el hardware de la consola.

Hacer Comentario