Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – League of Evil (Nintendo Switch). Deslízate como un ninja, lucha como un agente biónico

El género de los juegos de acción y plataformeo en 2D y aspecto gráfico retro está viviendo una segunda juventud desde hace unos años, gracias en su día a títulos inmortales como New Super Mario Bros que abrió un poco la veda de la nostalgia y al posterior buen hacer de un gran número de compañías indies, como Yacht Club con su Shovel Knight, o Thomas Happ Games con su Axiom Verge entre otros muchos. En conjunto han logrado que los que nos criamos en los noventa podamos revivir nuestra infancia, y que las nuevas generaciones puedan conocer ese sencillo y glorioso pasado de los videojuegos que perfectamente se ha convertido en una alternativa de entretenimiento al lado de las actuales IP de gran poderío gráfico. Un pequeño giro de tuerca en el género de los plataformas, manteniendo su esencia de tramas sencillas y controles sin complicaciones, también lo han dado títulos como Super Meat Boy, aportando la idea de la jugabilidad endiabladamente ágil y fluida junto al concepto del ‘todo te puede matar en un segundo’, convirtiéndose la partida en una experiencia de pura habilidad y reflejos al estilo seguido por los expertos en speedruns. El primer título de Wobblyware para la consola de los Joy-Con, League of Evil, es todo un ejemplo dentro de esta especie de subgénero, porque ¿quién dijo que ser un súper agente biónico está reñido con ser como un veloz y letal ninja?

 

 

La Liga del Mal siempre haciendo de las suyas

El mundo está en serio peligro, un grupo de inteligentísimos y perversos científicos han decidido unir sus fuerzas y brillantes mentes, conformando la temible Liga del Mal, con el fin de llevar a cabo sus más descabellados planes de creación de terroríficas armas con que someter al resto de la humanidad. Pero por suerte no todo está perdido, ya que somos el más increíblemente poderoso, acrobático y astuto súper agente biónico, perteneciente a la valiente Fuerza de Defensa Global, y nos vamos a infiltrar en la guarida de esos pérfidos, para desbaratar sus actividades y acabar con ellos, de uno en uno además, para que duela más. No obstante, no es tarea sencilla porque, como es de esperar en todo buen antro de malotes que se precien, las trampas y los enemigos abundan y están colocados en los lugares con más mala idea imaginables, por aquello de que ya que hay que bajar la moral a los posibles intrusos, que se haga a conciencia. ¿Estás preparado para asumir el reto?

 

League of Evil Switch

 

League of Evil plantea un argumento tan sencillo como cabe esperar en un plataformas de este estilo, somos los buenos y hay que acabar con los malos, porque realmente es más una excusa de trasfondo por la que nos sumergimos en una serie de niveles, corriendo, saltando y rebotando en las paredes sin parar. No le hace falta más porque lo que interesa en este caso, es la acción pura y dura, los reflejos a tope y la descarga de adrenalina, para qué pararse a buscar una historia con más complejidades morales. El juego se estructura en 140 niveles repartidos en cuatro capítulos principales, con sus respectivas sub-misiones de fondo relacionadas con la mencionada Liga del Mal: destruir su armamento nuclear, rescatar a los habitantes secuestrados de una isla, escapar de una emboscada…; cada fase está estructurada como una serie de intrincados pasillos que conducen al escondite de uno de los científicos malos, quienes aguardan indefensos a que los liquidemos para finalizarla, ¿quizás una metáfora de que además de una mente sana hace falta un cuerpo sano?

 

League of Evil Switch

 

El encanto de ser un agente biónico pixelado

El aspecto gráfico de este juego parece revivir la esencia de la era de los 8 y 16 bits, sencillos, coloridos y de estilo pixelado, algo que recuerda a grandes clásicos como los Contra de NES y más recientemente a otros indies como Blast Agent. Van variando conforme vamos avanzando un buen número de fases, con temática general de ciudades, zonas industriales o junglas, y, aunque no es algo esencial para poder disfrutar del juego, hubiera estado bien un poco más de detalle y variedad manteniendo esa esencia retro. Un detalle interesante es la opción de poder activar o desactivar el gore, es decir, podemos ver o no litros y litros de sangre pixelada cada vez que literalmente destruimos un enemigo o caemos en una trampa (algo que ocurre con mucha frecuencia), lo que le permite adaptarse a todo tipo de sensibilidades al respecto.

 

League of Evil Switch

 

En cuanto al apartado sonoro, canciones de estilo retro y ritmo trepidante, adecuadas a la acción, cada zona temática tiene la suya propia. Los efectos de sonido son más bien discretos, en todo caso, si nos ponen nerviosos, o bien la música, podemos controlar el volumen de ambos de manera independiente.

 

 

Lucha como un guerrero, muévete como un ninja

Los plataformas en 2D se suelen caracterizar por su sencillez de controles, y el caso de League of Evil no es una excepción, básicamente saltar con el botón A  (uno en tierra y otro en el aire) y atacar con B, una especie de puñetazo (o de patada en el aire) con algo de recorrido, siendo estos los que vienen por defecto, los podemos cambiar entre otras opciones usando respectivamente X y A o B y A, aunque la opción más cómoda puede ser la primera, va en gustos. Resulta curioso que no incluya una plena libertad de selección de botones, para por ejemplo poder usar el B para saltar y el Y para atacar, que sería una posición un poco más cómoda para la mano derecha; mención aparte, podemos usar los Joy-Con o el mando Pro. Hay opción dentro del juego para elegir entre varios idiomas, entre ellos el español, perfecto para disfrutar a tope los cortos diálogos a modo de presentación al principio y final de cada capítulo.

 

League of Evil Switch

 

El punto fuerte de este título es sin duda su jugabilidad, nuestro personaje responde a la perfección y con una agilidad pasmosa, lo que lo convierte en un elemento adictivo de pura habilidad y reflejos, el doble salto, el deslizamiento aéreo con el ataque y los rebotes en las paredes funcionan de maravilla, recuerda un poco al patrón de movimientos que seguíamos en la saga Mega Man X, pero en versión acelerada. Una vez dominadas esas tres técnicas le dan un estupendo valor rejugable a los niveles, ya que hay múltiples maneras de superar ciertos tramos de los mismos, lo que hace que podamos reducir mucho el tiempo de superación y obtener hasta tres estrellas para demostrar que somos los mejores.

 

League of Evil Switch

 

Esta guerra da mucha guerra

League of Evil cuenta con dos modos principales, la Aventura o Campaña y el Editor de Niveles, donde podremos hacer realidad esas fases retorcidas y maquiavélicas que siempre hemos tenido en mente. Como mencionábamos antes, el primer modo está estructurado por capítulos y niveles progresivamente más complicados, los primeros recorridos son un paseo, los intermedios obligarán a prestar bastante atención y los últimos harán sudar la gota gorda y soltar más de un improperio hasta lograr superarlos, de hecho el último capítulo está dedicado precisamente para los retos casi imposibles, para que los más pro en esto del plataformeo no se sientan defraudados. Cada fase en sí se pasa en cuestión de segundos una vez se le coge el tranquillo, por lo que en conjunto nos bastará con unas 3 o 4 horas para completar el modo principal con éxito, eso sí, del tirón consiguiendo las 3 estrellas en cada nivel ya es más complicado, y completando los 14 logros propuestos más aún.

 

League of Evil Switch

 

Quizás hubiera estado bien incluir algún contenido extra en plan personajes alternativos desbloqueables, u otros logros secundarios como ‘supera el nivel sin matar ni un enemigo aparte del científico’, o algunos tiempos de referencia por vencer, o un modo multijugador local, para alargarle un poco más la vida, aunque el factor rejugabilidad es muy alto. El otro punto fuerte del juego es el Editor de Niveles, la sencillez con que está planteado (Drag & Drop como en Super Mario Maker) hace que cualquiera pueda cogerle el manejo en cuestión de segundos, y crear auténticas maravillas, o cámaras de tortura para incautos según se mire, que podremos compartir vía online, además de poder descargar las obras de otros sin problema, lo cual constituye una fuente casi infinita de retos.

 

 

League of Evil – El inmortal género de los plataformas regresa

Este título ofrece una sencilla y directa experiencia de juego cargada de acción y reflejos, nada de tramas complejas ni dilemas morales: salta, esquiva y corre hasta alcanzar a los malos, la esencia de los plataformas de toda la vida acompañada de una jugabilidad perfecta, habilidad pura con que pasar un buen rato y ponerte a prueba. El editor y la posibilidad de compartir nuestras creaciones es un aliciente que puede prolongar durante horas la diversión, eso sí, diversión en solitario debido a la falta de un multijugador. Un plataformas sencillo y entretenido perfecto para pasar un buen rato liberando tensiones, recomendable para los fans de la acción pura.

 

League of Evil Switch

 

Este juego ha sido analizado gracias a un código cedido por Ratalaika Games.

League of Evil ofrece una experiencia de acción y habilidad perfecta para entretener sin complicaciones
Gráficos70
Sonido65
Duración85
Jugabilidad90
Historia80
Nota de lectores0 Votos0
Pros
Controles sencillos que responden a la perfección
Alta rejugabilidad superando tiempos
El editor de niveles
Contras
Falta multijugador y algún extra más
Gráficos poco variados
No hay plena libertad en la configuración de botones
78
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Pokémon Go Halloween 2018 Incursión Giratina Drifloon shiny variocolor Spiritomb
Giratina regresa a las incursiones de Pokémon GO y lo hace con sus distintas formas