MegaMan Zero ZX

Análisis Mega Man Z/ZX Legacy Collection – Nintendo Switch. Más allá de la leyenda de X

El legado del Z-Saber

Mega Man Z/ZX Legacy Collection Nintendo Switch análisis
Fecha de lanzamiento
25 febrero, 2020
Número de Jugadores
1-2
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la descarga
3239,00 MB
Nuestra puntuación
70

Capcom lleva un par de generaciones la mar de curiosa. A los de Osaka les sentó regular el salto a la HD, al igual que a la gran mayoría de compañías japonesas, y tardaron prácticamente la séptima generación de consolas en empezar a recuperarse. Coincidió además que durante esa generación, Mega Man, el que podría considerarse su mascota con permiso de Ryu, estaba tan desaparecido que hasta la propia compañía se atrevía a bromear con el tema e incluso reírse de la preocupación de los fans.

 

Sin embargo, y tras un desastroso comienzo con Street Fighter V, esta octava generación de consolas parece que ha sacado a Capcom de la tumba, cual zombie de Resident Evil, y poco a poco está volviendo a escalar el podio de las compañías niponas. Por un lado títulos como Resident Evil VII, Devil May Cry V y Monster Hunter World (entre otros) brillan por méritos propios y les dan contenido nuevo a los fans de estas franquicias de Capcom. Y por el otro lado hace lo que mejor sabe hacer con aquellas sagas con las que no tiene ni idea de cómo continuar explotándolas: sacar recopilaciones y ports. De Mega Man van ya unas cuantas, encontrándonos en Nintendo Switch la saga clásica y la saga de X  y Zero dividida cada una en dos partes, porque ¿para que puedes sacarlas juntas si puedes cobrar por separado dos veces y ofrecer dos experiencias buenas pero incompletas? Por suerte con Mega Man Z/ZX Legacy Collection «la todopoderosa» compañía ha decidido ofrecernos la colección completa en un único paquete, algo que se agradece, ayudando a la conservación de esta rama de la la franquicia y a entenderla como una única cosa.

 

 

Sigma tan solo era el comienzo de los problemas

Lo de ponerse la zancadilla a uno mismo es una cosa curiosa y Capcom es bastante especialista en ello. Las decisiones que se toman en un momento dado con fines creativos, pueden verse rápidamente echadas por tierra si lo que la empresa quiere es seguir explotando algo para conseguir más dinero. En esta ocasión nos encontramos con Keiji Inafune en el año 2000 queriendo darle un final la personaje de Zero con el final de Mega Man X5, (con el objetivo de empezar la saga Mega Man Zero), y teniendo que retrasarlo hasta X6 por la necesidad de Capcom de sacar una sexta entrega. Para hacer más sangre luego decidieron sacar X7 y X8 con la excusa de que no se decía cuándo ocurría cronológicamente ese final de X6, explicando todo esto a posteriori en cómics o secciones de historia de páginas webs oficiales.

 

Pero como decía, Mega Man Zero continúa la línea temporal de la saga X tras ese final «sin fecha» de la sexta entrega donde el Cazador de Mavericks decide imbuirse en un letargo de 100 años para que investiguen cómo curar el Virus Sigma que recorre su cuerpo y evitar que más Reploids se infecten. Y aunque en este tiempo se encontró la cura, cuando Zero se despierta de manera abrupta se encuentra con que una vez más el mundo se encuentra en peligro y el comandante de la amenaza no es otro que el mismísimo X. Con esta premisa empieza la saga de Zero que se desarrolla durante cuatro títulos, lanzados originalmente en Game Boy Advance, y cuyo desenlace da el pistoletazo de salida a las dos entregas de la saga ZX que se estrenaron en Nintendo DS. Y, al igual que en la saga X, la historia de la saga tarda poco en tomar unos tintes que no esconden la crítica a cierto tipo de movimientos de odio hacia otras razas, la explotación de los recursos naturales por parte del pueblo o del gobierno y se atreve a plantear bastantes preguntas filosóficas referente a la igualdad de los individuos y la entidad de los mismos.

 

Mega Man Z/ZX Legacy Collection Nintendo Switch análisis

El salto de la saga desde la Playstation original a Game Boy Advance se nota. Quizás no tanto en el apartado visual donde se hizo un gran trabajo para que el bajón de calidad visual fuese el mínimo posible, pero sí se nota bastante a nivel jugable. La diferencia entre las máquinas provocaron sobre todo dos cosas. La primera que las misiones del primer Mega Man Zero fuesen más cortas, adaptándose al concepto de consola portátil de partidas rápidas, y aumentando la dificultad para compensarlo. La segunda diferencia es la evidente falta de botones entre el Dualshock y la portátil de Nintendo. Es cierto que si eres un jugador con experiencia, en la saga X se echan en falta tener más botones, sobre todo al principio, pero es algo a lo que acabas acostumbrándote y cuya disposición puede modificarse a gusto para adaptar el esquema de control a como nos venga mejor.

 

El hecho de tener todos los juegos en una misma colección ayuda a ver el progreso a lo largo de los años. Poco a poco a medida que avanzamos en la saga vemos como las misiones se hacen cada vez más largas y complejas, llegando a alcanzar la longitud de los niveles de las últimas entregas en dos dimensiones de la saga X. Los sistemas de progresión también van evolucionando y cambiando poco a poco para hacerse más variados y completos, ampliando el abanico de opciones a la hora de configurar y mejorar a Zero. Me ha llegado a ocurrir que al ser todos los juegos continuaciones directas unos de otros, tener todos el mismo apartado visual y, sobre todo, habiéndolos jugado del tirón, en ocasiones pensaba que en realidad era todo un mismo juego dividido en cuatro capítulos. La verdad, es que si no fuera porque entre juego y juego Zero se marca un Samus Aran y pierde todos los poderes y mejoras, es cierto que podría considerarse un único juego.

 

 

Y la historia continua en ZX

Pero la historia de Zero y X no acaba en Mega Man Zero, al menos no exactamente. Sin entrar en muchos detalles del final de la saga anterior, las dos entregas de Nintendo DS dan un salto temporal de 200 años al futuro. Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de ZX y ZX Advent es que ambos juegos salieron en mitad de la primera década de este siglo y eso se nota. Por aquella época hubo un boom en Japón de todo tipo de anime y mangas del género que podríamos llamar «niños que se fusionan con cosas y tienen poderes» y eso pasó factura a esta saga. Por primera vez en la franquicia los protagonistas de ambos juegos son un niño o una niña humanos que no tienen poderes pero que, gracias al poder de un extraño mineral llamado biometal con el que se fusionan, pueden transformarse en réplicas de los distintos personajes de las sagas X y Zero. Y claro, con unos minerales tan poderosos no es de extrañar que haya una amenaza Disidente, (que es la traducción de Maverick, porque ambos juegos están en castellano) que quieren hacerse con los metales más poderosos.

 

Como continuación de la saga Zero ambos títulos están a la altura, pero el salto de Game Boy Advance a Nintendo DS se nota. Lo más evidente es el cambio de estructura de ambos juegos. Pasamos de juegos con pantallas bien diferenciadas a las que accedemos mediante un menú a una suerte de Metroidvania dividido por zonas, donde ir cumpliendo una serie de misiones y accediendo a nuevas zonas en función de los nuevos poderes que obtengamos. Pero claro, la sucesora de Game Boy Advance tenía una peculiaridad bastante evidente: la doble pantalla. Esta característica está aún presente en estas versiones pero de una manera un tanto cuestionable. Por suerte hay distintos tipos de configuración para poner las dos pantallas. La primera es tener una pantalla grande y a la derecha en pequeño la pantalla táctil, cuyo cursor controlamos con el stick derecho. Otra opción es tener una imagen centrada sobre la que se superpone la pantalla táctil pulsando ZL. La última alternativa es jugar con las dos pantallas colocadas una encima de la otra como en la portátil. Por suerte la mayoría de los usos de esta pantalla secundaria son anecdóticos y se pueden hacer con otros botones, porque desde luego no es la más intuitivo de manejar.

 

 

Cosas viejas y cosas nuevas

Las colecciones modernas de juegos del Blue Bomber y amigos, siempre han llegado con su ración de polémica. Las que no han venido partidas en dos partes con el absurdo motivo del tamaño de los cartuchos, han llegado únicamente en digital como el caso de Mega Man Z/ZX Legacy Collection. Sin embargo en esta ocasión nos encontramos con un producto que podríamos etiquetar como definitivo, no sólo porque incluye todos los título de la saga, sino porque además incluye su buen puñado de novedades enfocadas para todos los jugadores.

 

Los fans de la franquicia y de estos títulos en particular tienen los ya típicos extras de estas Legacy Collections que protagonizan los robots de Capcom. Por un lado una extensa galería de bocetos y arte de cada uno de los seis títulos así como la posibilidad de escuchar todas las bandas sonoras al completo. En esta ocasión además nos encontramos con el modo ZChaser donde hay que competir por obtener la mejor puntuación en varios niveles de cada juego contra el fantasma de una CPU, otro jugador en local o el fantasma de los mejores jugadores del mundo gracias a las clasificaciones online.

 

Ya pensando en los nuevos jugadores, y siendo consciente la propia Capcom de que esta saga no es precisamente fácil, se han añadido una serie de ayudas para que todo el mundo pueda disfrutar de los juegos de todas las maneras posibles. La primera es la opción de activar el guardado asistido, una especie de checkpoints repartidos por varios lugares de todos los niveles de cada juego donde resucitamos en el caso de morir, pudiendo volver a intentar esos segmentos que se nos atragantan todas las veces que necesitemos. La segunda opción es la inclusión de un modo principiante gracias al cual, dependiendo del juego, los protagonistas empiezan con una serie de mejoras que le hacen la tarea de salvar el mundo notablemente más fácil. Estamos hablando de empezar con todas las mejoras de vida y armamento e incluso las mejores armas y armaduras. Le quita bastante dificultad a los títulos pero permite que los jugadores menos habilidosos o que solo están aquí por la historia, puedan disfrutar de los títulos a su manera. Y repito, ambos modos son opciones que se pueden activar o no.

 

El apartado visual de los juegos cuenta con la posibilidad de seleccionar entre tres filtros distintos y varios formatos de pantalla para intentar adaptar a nuestro gusto la apariencia del juego. Hay que entender que estos juegos salieron en consolas portátiles con una resolución muy inferior a las que estamos acostumbrados a día de hoy y de ahí la importancia de estas opciones. Lo que no ha sufrido ningún tipo de retoques es la música. Piezas originales de Game Boy Advance y Nintendo DS que mantienen todos los encantos (y defectos) de la música que permitían crear los chips de sonido de las portátiles. Sin duda es una lastima que existiendo discos de música que remasterizan gran parte de la banda sonora de cada título no nos hayan dado la opción de poner esas versiones.

 

Mega Man Z/ZX Legacy Collection – Así sí, Capcom. La colección más completa de Mega Man Zero (en Europa)

Obviando el ninguneo que volvemos a sufrir los europeos al no recibir la edición física de de esta colección, la verdad es que estamos ante la mejor colección hasta la fecha que ha sacado Capcom. Cuesta no recomendarle esta recopilación a cualquier fan de Mega Man, (de cualquier saga pero sobre todo de la saga X), de los juegos de plataformas y acción y a cualquier persona que tenga curiosidad en conocer un pequeño pedazo de la historia de una de las franquicias más importantes de la industria. Mega Man Z/ZX Legacy Collection es, por méritos propios, un pedazito de historia de la industria recopilada en un mismo paquete y un producto con un gran valor en lo que a conservación de los videojuegos como medio se refiere.

 

Mega Man Z/ZX Legacy Collection Nintendo Switch análisis

Hemos analizado Mega Man Z/ZX Legacy Collection gracias a un código digital cedido por Koch Media. Versión analizada: 1.0.3

El homenaje que Zero merece
A pesar de su naturaleza portátil, la saga Mega Man Zero puede mirar a los ojos a la saga Mega Man X como un igual. Este recopilatorio es el homenaje perfecto aL Cazador de Maverick y es totalmente recomendable a cualquier fan de la franquicia.
PROS
Incluye los seis títulos de la saga. Nada de cortarla por la mitad
Las novedades que se han incluido harán que más gente pueda disfrutar de estos títulos
El valor a nivel de preservación histórica de la saga
CONTRAS
La saga Zero está en inglés
A nivel gráfico se nota bastante que son juegos de Game Boy Advance y Nintendo DS, a pesar de los filtros
Se podrían haber usado las bandas sonoras remasterizadas en vez de las originales o en su defecto haber dado la opción de cual escoger
70
Más artículos
NESxtalgia – Viajamos al pasado de la mano de Ninja Gaiden II y el heredero de la Espada del Dragón de 8 bits