Unboxing y Análisis del mando Rock Candy de PDP para Nintendo Switch

También hemos hecho un unboxing de otro modelo de Fight Pad Pro

PDP es una compañía que nos ha dado más de una alegría con sus periféricos y accesorios para Nintendo Switch. En el pasado ya hemos tenido ocasión de analizar alguno de sus mandos para la consola híbrida de Nintendo y hoy, volvemos a tener ese placer. Bajo estas líneas podréis encontrar el vídeo Unboxing del mando Rock Candy de PDP para Nintendo Switch. Esta gama de mandos es más ligera, compacta y colorida que otros modelos como el Mando Pro Faceoff Deluxe o el Fight Pad Pro, del cual os mostramos también uno de los nuevos modelos en nuestro vídeo. Sin embargo, no vamos a adelantar acontecimientos y os dejamos ya con el vídeo del unboxing, para luego seguir aquí, por escrito, con nuestras impresiones y análisis de este mando.

Un mando muy compacto

Lo que más nos llama la atención al tener el mando en nuestras manos es lo ligero y compacto que es. La gama Rock Candy es la más pequeña de los mandos para Nintendo Switch que tiene PDP y eso es algo muy positivo si estamos buscando un mando para un niño pequeño o alguien de manos pequeñas, pero que puede quedarse pequeño en alguien con unas manos más grandes. Si bien es cierto que su tamaño se asemeja al de los Joy-Con en el grip, la ergomonía que tiene, con los mangos inclinados hacia el centro, hacen que la mano se posicione ligeramente distinto que al coger el «mando perrete». En cuanto a las sensaciones que transmite, los botones y el mando en sí, parecen de materiales más baratos en comparación a los otros mandos que hemos podido probar de la marca, lo cual hace que nos posicionemos más en que es un mando dedicado al público infantil.

 

No obstante, una vez lo conectamos a nuestra consola vemos lo bien que funciona y es que, gracias a su conexión por cable, no encontramos el más minimo retardo o latencia a la hora de introducir comandos. Al carecer de los botones programables del reserso del mando que tiene el modelo Faceoff Deluxe, podemos agarrarlo con fuerza sin miedo a pulsar algún boton trasero y responde tan bien que es un mando que se presta a ser «machacado» en juegos de lucha como Super Smash Bros. Ultimate o Mortal Kombat 11, por ejemplo, lo cual hace que sume puntos a su favor. Aunque es un mando que, a primera vista pueda parecer para niños, como ya hemos dicho, lo bien que funciona este mando Rock Candy, también lo hace ideal para jugadores más agresivos con sus mandos. Sobre todo, con el constante miedo que tenemos todos a que se nos estropee un Joy-Con, por ejemplo.

Rock Candy de PDP. El mando para salvar cualquier apuro

Tras unas sesiones de juego muy intensas, compararlo con nuestros otros mandos y, en definitiva, exprimir el potencial de estos caramelos, hemos visto que PDP ha demostrado una vez más que saben hacer mandos y muy bien. Rock Candy es la gama más básica de mandos que nos ofrece esta compañía, careciendo de vibración, bateria, giroscopio y puerto NFC, contando también con unos materiales más baratos al tacto. Pero que, sin embargo, cumplen su función con nota y que nos parecen una opción ideal como mando adicional, ya sea para visitas o para los más pequeños. Los defectos que podemos encontrar al mando más allá de esas sensaciones de plástico barato que puede darnos al tacto es que, al ser por cable, necesitamos estar cerca de la consola, ya que a veces los 2’5 metros de largo del cable, se nos pueden quedar cortos. Tampoco funciona en el modo portátil o sobremesa si no tenemos un adaptador y, como hemos mencionado antes, pueden quedarse pequeños en las manos de los jugadores más grandes. Que tengan los botones de +, -, Home y Captura, invertidos respecto al Mando Pro de Switch también puede hacer que nos equivoquemos más de una vez al querer pulsarlos, lo que nos puede sacar de quicio alguna que otra vez.

 

En definitiva, estamos ante un mando que palidece al ser comparado con el Pro de Switch y otros modelos de PDP, pero que, como mando secundario, nos parece una opción ideal. Esta gama de mandos tiene un precio aproximado de 20€, lo cual resulta muy asequible y de las opciones más baratas del mercado. Si estamos buscando un mando para emergencias o para que podamos jugar con algún amigo, Rock Candy cumple con creces. Si por otro lado, queremos un mando que sea tan ergonómico, cómodo y versátil como el Mando Pro de Nintendo Switch, tendremos que buscar otra de las opciones que la misma compañía PDP nos ofrece o en otras marcas. Sin embargo, nos ha parecido muy buen mando de forma independiente. Sus carencias y limitaciones, salen a la luz, a la hora de compararlo con otros mandos, pero para ser el «peor» de todos los que nos ofrece PDP, sigue siendo un mando muy a tener en cuenta.

Hemos realizado este unboxing y esta review, gracias a materiales facilitados por PDP.

Unboxing y Análisis del mando Rock Candy de PDP para Nintendo Switch
Un mando básico a precio reducido
Rock Candy es una gama de mandos compactos y de buen rendimiento por un precio muy asequible. Al tenerlos en las manos, vemos que los materiales son algo más baratos que otros mandos de la marca, pero una vez lo conectamos a nuestra consola, vemos lo bien que responden. Se trata de mandos por cable, sin vibración, giroscopio o NFC, pero que como mandos secundarios nos parecen ideales. Las mayores pegas que le ponemos es que tienen los botones +,-, Home y Captura invertidos, por lo que es fácil equivocarse, las huellas de las manos se marcan fácilmente y pueden quedarse muy pequeños para las manos más grandes. Sin embargo, en cuanto a rendimiento, no tenemos pegas.
PROS
Responden bien y sin latencia
Precio muy competitivo
Ideal para los más pequeños
CONTRAS
Botones +,-, Home y Captura invertidos respecto al Mando Pro de Nintendo Switch
Carecen de vibración y giroscopio
Algo pequeños para las manos del jugador medio
3.4
Más artículos
Yo-kai Watch
Yo-kai Watch Jam: Yo-kai Academy Y recibirá un importante anuncio el 1 de agosto