Subnautica

Subnautica y su expansión, Below Zero, los reyes de la exploración submarina, anunciados para Switch

Todo un océano en tu mano

Uno de los géneros más explotados en los últimos años por la escena independiente ha sido el de la supervivencia. Hemos podido visitar diferentes lugares, ya sea el espacio, bosques o archipiélagos de islas, pero, aunque estas últimas también tienen presencia en el título que hoy nos ocupa, es el fondo del mar el núcleo donde se desarrolla nuestra aventura. Durante el Indie World, celebrado en el día de hoy, se ha desvelado que, tanto Subnautica, como su expansión independiente, Below Zero, ambos desarrollados por Unknown Worlds, llegarán el próximo año 2021 a Nintendo Switch, tras haberse estrenado en PC en 2014 y, posteriormente, en PlayStation 4 y Xbox One.

 

Tras sufrir un accidente en nuestro transporte espacial y caer en el planeta 4546B, cubierto en su mayor parte por agua, tenemos que buscar, en el propio medio que nos rodea, los elementos necesarios para nuestra supervivencia. Exploraciónrecolecciónfabricación construcción, son las mecánicas sobre las que se sustenta Subnautica. Un ecosistema, completamente nuevo, que nos aportará los recursos necesarios con los que descubrimos los entresijos de una interesante historia. Aunque también puede arrebatárnoslo todo de un plumazo si no tenemos en cuenta la peligrosidad de las criaturas que lo habitan. Por su parte, Below Zero sigue en la línea del juego anterior, pero con una trama diferente y una región ártica que explorar.

 

 

Subnautica nos llevará al fondo del océano, terreno poco explorado tanto en videojuegos, como realidad

Subnautica es un referente del género de la supervivencia. Desde su lanzamiento en Steam, no ha hecho más que cosechar excelentes críticas, tanto por parte de los usuarios, como de la prensa especializada. Tal es su éxito, que fue elegido el mejor juego de PC del año 2018 en la gala de Golden Joysticks. A pesar de ello, su lanzamiento en consolas fue un poco problemático; bugs y problemas importantes, sobre todo de rendimiento, que afectaban bastante al título. Con el tiempo, se han solucionado por medio de parches y, a día de hoy, es un juego muy disfrutable tanto en la consola de Sony, como la de Microsoft. Por nuestra parte, esperamos que todo esto les haya servido de experiencia y que el lanzamiento en Nintendo Switch, una consola menos potente que las citadas, sea más estable desde el primer día.