Truco compra un juego úsalo en dos Nintendo Switch

El truco del almendruco (y legal) para comprar un solo juego y usarlo A LA VEZ en DOS Nintendo Switch

Truco válido para aquellos que tengan en casa más de una Nintendo Switch y no quieran comprar varias veces un mismo juego digital

OJO, hablemos solo «en digital». ¿Por qué? Ya lo veréis… El caso es que sois varios en casa, y con varias Nintendo Switch (sobre todo ahora que ha salido Nintendo Switch OLED), y ocurre a veces que cada uno tiene sus propios juegos digitales en su propia Nintendo Switch. Luego resulta que sale «ese juegazo», uno que puede ser atractivo que cada uno tenga su copia digital. ¿Por ejemplo? Super Smash Bros. Ultimate o Splatoon 2, títulos que te gustaría siempre tener disponibles en tu consola, sin que nadie te los quite… pero lo cierto es que, viviendo juntos… tremendo palazo tener que comprar los juegos por duplicado.

 

Minecraft Nintendo Switch
¿Pasar dos veces por caja para jugar dos jugadores en casa a Minecraft? ¡No es necesario!

 

Dicho sea de paso que el formato físico es la mejor opción para compartir juegos entre los miembros de la familia, pero… ¿y si os dijéramos que existe un método legal para comprar un juego digital y poder jugarlo en dos consolas diferentes a la vez? ¡Y es muy sencillo! Bueno, paradójicamente también puede ser un poco lioso, pues tiene unas «pequeñas normas» y alguna que otra pega.

 

Por cierto: si tienes cualquier duda, ¡entra en nuestro Discord y pregunta!

 

Sin complicaciones, por favor

¡Hey! ¡No hace falta que leas todo el artículo! Puede que no te importe saber cómo funciona, o simplemente que no lo necesites. Por eso mismo, antes de profundizar en detalles, lo explicaremos de la forma más simple y sencilla posible. Si necesitas más detalle, ¡lee el resto!

 

Eso sí, necesitamos un ejemplo, así que imagina que tenéis dos consolas en casa y sois dos hermanos (si no es tu hermano, cambia por novio, novia, primo, hermano, madre, abuelo, perro, gato, o lo que sea). Hay un MÉTODO, un BENEFICIO, una CONDICIÓN y un par de PEGAS. Tendrías que hacer lo siguiente:

 

  • En este ejemplo tú tienes tu Nintendo Switch y tu hermano la suya propia.
  • [MÉTODO] Registra el usuario de tu hermano en tu consola y que tu hermano haga lo mismo en la suya.
  • [BENEFICIO] A partir de ahora, TÚ puedes descargar TUS juegos de la eShop en la consola de TU HERMANO y jugar con ellos en esta consola.
  • [BENEFICIO] A partir de ahora, TU HERMANO puede descargar SUS juegos de la eShop en TU consola y jugar con ellos en esa consola.
  • [BENEFICIO] A partir de ahora podréis jugar a un juego que hayáis comprado una sola vez, abriéndolo desde las dos consolas… [CONDICIÓN] ¡siempre que intercambiéis vuestras consolas!
  • [LAS PEGAS] Siempre deberéis tener conexión a Internet y no podréis jugar en local.

 

Espera… ¿cómo? ¿Ya está? Es tal y como decimos arriba. Bueno, y con esto… ¡ya sabes lo básico! Así que, ¡a jugar dos con un solo juego digital se ha dicho! Pero claro, el «truco» tiene sus limitaciones, si lees más allá de esto las entenderás. Eso sí, prepárate…

 

¡Cuidadín a partir de aquí!

Emmm… ¿por qué intercambiar consolas? ¿Por qué no directamente jugar con el usuario de un amigo en tu consola?

Oye, pues eso… ¿por qué hablamos de gente que vive en una misma casa y se intercambia las consolas? Se te habrá ocurrido que podrías simplemente tener el usuario de un amigo en tu consola, y jugar a sus juegos utilizando su usuario. Y poder, puedes… pero, par empezar, el «truco» del que te hablamos te permite jugar con un solo juego en dos consolas a la vez. Por otro lado, utilizar el usuario de otro jugador en tu consola tiene una tremenda limitación: cuando tu amigo jugase a cualquier juego en otra consola con su usuario, si su consola tiene conexión a Internet te cerrará el juego mostrando esta pantalla:

 

Abrir mismo usuario en 2 Nintendo Switch
Compartir usuario con un amigo puede llevaros a que el principal quiera jugar en ese momento, y el otro no pueda… en el mejor de los casos. Si tenéis activado el guardado en la nube, los datos de uno podrían sobreescribir los del otro. Creednos: no es nada agradable :_(

 

Para evitar esto, tu amigo tendría que jugar sin estar conectado a Internet (da igual que el juego no tenga funciones online; lo que se conecta es la consola), o bien utilizando el modo avión, algo que solo se puede utilizar en modo portátil. Esto es un engorro, por no comentar que la gestión de partidas puede ser un caos, en los juegos que no tienen más de una ranura de guardado, o por el guardado en la nube: él podría sobrescribir tus avances, o tú los suyos. Por supuesto, podéis establecer turnos par evitar eso, y ser cuidadosos con el guardado en la nube (no muy aconsejable), o incluso desactivarlo para ciertos juegos… pero, en definitiva lo más recomendable, para evitar problemas, es que siempre juegues utilizando tu propio usuario. 

 

Usuario principal de Nintendo Switch VS usuario invitado en una Nintendo Switch

Vamos a lo complicado. Insistimos, en realidad es sencillo, solo que puede parecer complejo. Lo primero que debes saber es que a la hora de registrar un usuario en una Nintendo Switch, esa consola puede ser su consola principal, o bien puede actuar como un «invitado» en esa consola. Realmente el concepto de «invitado» no se menciona por Nintendo, pero nos hará más fácil explicar todo esto diciendo que ese usuario está invitado a usar el software que se ha comprado para «esa consola», aunque el invitado no lo haya comprado. ¿Para «esa consola»? Realmente no se compra un software para una consola, sino que es de un usuario cuya consola principal es esa consola en la que estás invitado… a usar ese software… Puf, que lío… En fin, separaremos este tema en puntos para aclararlo lo mejor posible:

 

  • El usuario A tiene una consola principal, a la que llamaremos «SWITCH 1», donde puede jugar a todo lo que ha comprado en ella. ¡Faltaría más!
  • Tenemos un usuario B, que tiene su propia consola (llamémosla «SWITCH 2»).
  • [MÉTODO] El usuario B se loguea como «invitado» (se registra como usuario) en la SWITCH 1, una consola que no es su principal (él tendría su SWITCH 2).
  • [BENEFICIO] El usuario B, como invitado en SWITCH 1, puede iniciar sin problemas (y sin necesidad de conexión a Internet) todo el software comprado por el usuario A en esa consola.
  • [BENEFICIO] El usuario B también puede descargar e iniciar en SWITCH 1 todo el software que haya comprado con su cuenta para su SWITCH 2. En realidad puede iniciarlo en cualquier otra consola donde se haya registrado su usuario… [CONDICIÓN] ¡siempre que disponga de conexión a Internet!
  • En cambio, el usuario A, pese a que el usuario B ha descargado el software adquirido para su SWITCH 2 en la SWITCH 1, [LA PEGA] NO PUEDE iniciar el software que él no haya comprado. ¡Su consola ha sido invadida con juegos que no puede iniciar!

 

 

¿Un poco lioso? Puede que sí. Ahora vamos con un ejemplo en el que tenemos nombres de juegos y ponemos caras (Nica y Alias79… ¿no los conoces? ¡Los tienes en el vídeo de justo encima!). Imaginad que el usuario Alias79 se compra la versión digital de Monster Hunter Rise. Nica no ha comprado Monster Hunter Rise, pero lo puede jugar en la consola de Alias79, porque su usuario está registrado también en esa consola (como invitada, dado que no es su consola principal). Resulta que Nica, a su vez, compró en la eShop de su consola Monster Hunter Stories 2. En este ejemplo tenemos dos consolas con nombre: la «Switch de Alias79» y la «Switch de Nica».

 

  • Alias79, que compró Monster Hunter Rise en la Nintendo Switch llamada «Switch de Alias79», y puede ejecutarlo en esta consola él y todos los usuarios que haya registrados en ella.
  • Nica, que es usuaria invitada por estar logueada en la «Switch de Alias79», y tener su propia consola principal (la «Switch de Nica»), puede jugar a Monster Hunter Rise en esa consola, pero no podría jugarlo en la «Switch de Nica».
  • Nica descarga Monster Hunter Stories 2 en la Switch Alias79, y puede jugarlo en esta consola siempre que tenga conexión a Internet, dado que la consola comprueba que Nica no lo está utilizando a la vez en otra consola.
  • Alias79 se emociona porque ve Monster Hunter Stories 2 descargado en la «Switch de Alias79», e intenta iniciarlo… pero le aparece el mensaje de que él no ha comprado ese juego.
  • Dado que Nica ha cogido la «Switch de Alias79» para jugar a Monster Hunter Stories 2, Alias 79 se descarga Monster Hunter Rise para jugarlo en la «Switch de Nica». Solo puede jugarlo si tiene conexión a Internet, dado que la consola comprueba que Alias79 no lo está utilizando a la vez en otra consola.
  • Nica ve como Monster Hunter Rise está descargado en la «Switch de Nica», pero no puede ejecutarlo, de igual forma que Alias79 no puede iniciar Monster Hunter Stories 2 en la «Switch de Alias79»
  • Deciden jugar online a Monster Hunter Rise: Alias79 lo inicia en «Switch de Nica», y Nica lo inicia en «Switch de Alias79». Pueden jugar ambos incluso online, habiendo comprado un solo juego… PERO NO EN JUEGO LOCAL.
  • Deciden jugar online a Monster Hunter Stories 2: Alias79 lo inicia en «Switch de Nica», y Nica lo inicia en «Switch de Alias79». Pueden jugar ambos incluso online, habiendo comprado un solo juego… PERO NO EN JUEGO LOCAL.
  • Lo que no podrían hacer Alias79 y Nica es jugar en sus respectivas consolas con un mismo juego, habiéndolo comprado una sola copia.

 

Alias79 y Nica, teniendo que recordar la consola o el usuario que tienen que utilizar con cada juego…

 

 

Aquí hay una variante más que podría complicar las cosas: puede ser muy útil, y la podéis usar siempre, pero recomendaríamos que solo lo hicierais con ciertos juegos, no con todos. Alias79 y Nica NO intercambian consolas, sino usuarios:

 

  • Piensa en todo el supuesto anterior, con una variante: Alias79 y Nica NO intercambian consolas, sino usuarios.
  • Alias79 juega en su propia consola a juegos comprados con el usuario de Nica, PERO UTILIZANDO EL USUARIO DE NICA.
  • Nica juega en su propia consola a juegos comprados con el usuario de Alias79, PERO UTILIZANDO EL USUARIO DE ALIAS79.
  • De esta forma, siempre podrían jugar a dobles online y ejecutar el juego que quisieran en ambas consolas (habiéndolo comprado una sola vez), siempre y cuando no utilizaran su propio usuario.
  • Para poder utilizar este método: TENDRÍAN SIEMPRE QUE DISPONER DE CONEXIÓN A INTERNET, pues la consola comprobaría siempre que estás conectado para poder iniciar el juego.

 

¿Y qué utilidad tiene esta última variante? La principal, es que el tema de «la distancia», porque ya no hay que intercambiarse consolas, pues no sería tanto problema… Pero hay un beneficio más, ¡que descubrirás en el siguiente apartado!

 

Espera, que pueden jugar tres, o más, habiendo comprado un único juego…

Partiendo del ejemplo anterior, toca un supuesto que no es lo más aconsejable para jugar de forma habitual, pero os podría ser útil en ciertos momentos y con ciertos juegos… ¡Imagina que sois TRES EN CASA los que quieren jugar al mismo juego! Espera… ¿¿¿TRES??? Sí, pero siempre solo 2 a la vez, por supuesto. Pongamos a Mario como tercer jugador. Él tampoco compró Monster Hunter Rise (en este ejemplo, alejado de la realidad, solo se compró con el usuario Alias79). Como decimos, esto es solo aconsejable con ciertos juegos…

 

  • Alias79 compró Monster Hunter Rise, y juega siempre con el usuario «Nica» en la «Switch de Alias79», consola principal del usuario Alias79.
  • Es de noche, Alias79 no está jugando, está cocinando unas deliciosas pizzas.
  • Nica está jugando a Monster Hunter Rise en su propia consola, con el usuario Alias79, su usuario habitual para jugar a ese juego en la «Switch de Nica».
  • Cuando Alias79 no está usando con su consola (recordemos que jugaba con el usuario de Nica en la «Switch de Alias79»), cualquier persona puede coger esa consola e iniciar cualquier juego comprado por su usuario principal.
  • Mario tiene su propio usuario registrado como invitado en la «Switch de Alias79», llamado «Mario».
  • Mario coge la «Switch de Alias79» y se pone a jugar online con Nica a Monster Hunter Rise con su propio usuario.

 

Las DOS grandes limitaciones: conexión a Internet ininterrumpida y juego local no disponible

Todo esto está genial, ¿pero dónde están las pegas? Bueno, las hemos mencionado a lo largo del artículo:

  • Si juegas con tu usuario en otra consola que no es la tuya, necesitarás conexión a Internet ininterrumpida.
  • Al necesitar una constante conexión a Internet, no podrás jugar «cuando quieras y donde quieras»
  • Intercambiar consolas a veces no viene bien
  • No usar tu propio usuario en alguna ocasión podría suponerte un problema (por eso recomendamos hacerlo solo con juegos muy concretos)
  • No puedes jugar en modo local, el sistema no lo permite.

 

Para poder ejecutar un juego que has comprado tú en otra consola que no sea tu consola principal, debes tener conexión a Internet en todo momento. Al iniciarlo, la consola hace una comprobación para ver si ese usuario está ejecutando el juego en ese mismo momento en otra consola, y si lo está haciendo, no le permite iniciarlo. ¿Y si no puede comprobarlo? Simplemente, el juego no puede iniciarse.

 

Stardew Valley
Stardew Valley es un buen ejemplo para usar todo este sistema

 

Ahora viene lo raro… ¿por qué no puedes usar estos métodos en modo local? Parece una tontería sin sentido, pero en realidad tiene una explicación. A la hora de jugar, Nintendo Switch no puede establecer conexión con Internet y con otra Nintendo Switch en modo local a la vez. Es decir, o te conectas a Internet, o te conectas en modo local a otra consola. Con este sistema, la consola debe comprobar si el usuario está en uso, y dado que no puede conectarse a Internet para comprobarlo, directamente no lo permite.

 

¿Y qué pasa con los DLC?

Super Smash Bros. Ultimate

 

Cuando un usuario compra un DLC, este contenido se asocia a su consola principal, por lo que todos los jugadores que jueguen en la consola principal de ese usuario pueden disfrutar de los DLC comprados por ese usuario. En mi caso, Mario tiene comprados los Fighter Pass de Super Smash Bros. Ultimate y están asociados a la «Switch de Mario», por lo que puedo jugar con todos los personajes en su consola con mi usuario, o bien en la «Switch de Alias79» usando el usuario de Mario, que está logueado en esta consola.

 

La cuestión es que este juego, Super Smash Bros. Ultimate, lo tenemos en formato físico, pero los DLC funcionan como cualquier juego comprado en formato digital, es decir, puedes utilizar los mismos sistemas que hemos descrito par disfrutar de ellos, solo que debes tener en cuenta que las limitaciones también serán las mismas. 

 

¿Cómo puedo cambiar mi consola principal?

Hemos hablado mucho del término «consola principal», y puede que no sepas cómo configurar esto, dado que Nintendo «ha escondido» esta opción fuera de la configuración de la propia consola, llevándola a las opciones de configuración de la Nintendo eShop. Tampoco es que exista una opción para decir «esta es mi consola principal», sino que podemos eliminar el registro de nuestra consola principal actual: la próxima vez que nos logueemos en la Nintendo eShop de una consola, esa consola pasará a ser nuestra consola principal.

 

Para llegar a este menú, tendrás que ir a la eShop desde tu Nintendo Switch. En la esquina superior derecha verás que está el icono de tu usuario. Justo en la primera opción, verás que figura tu saldo actual, puntos oro, los datos de la tarjeta de crédito… y abajo del todo, un apartado que dice «Consola principal», con la opción de «Eliminar registro».

 

Cambiar consola Principal eShop Nintendo Switch

 

Todo esto es muy complicado… ¡mejor me compro dos juegos!

Por supuesto, si la economía te lo permite, ni te compliques: compra tantos juegos como necesites, y más si son en formato físico, porque así los podréis intercambiar entre los miembros de tu casa, incluso tus amigos o familiares, sin complicaciones. Es decir, este sistema tiene unos «CONTRAS» muy importantes, y un único PRO: ahorrar dinero. Quizás para ti los contras superen a ese punto a favor. ¡Es algo que tienes que valorar!