Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Aún estamos recobrando el aliento con tantos anuncios que se están mostrando a lo largo de este E3, sobre todo con la conferencia de Ubisoft y ese espectacular Mario + Rabbids Kingdom Battle recién confirmado. Sin embargo, no ha sido lo único con lo que la compañía nos ha sorprendido en la noche de hoy (Starlink, Just Dance 2018,…). Y es que también se ha mostrado lo que será la próxima gran expansión de Steep, que nos llevará hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, a celebrarse entre el 9 y el 25 de febrero en la ciudad de Pyeongchang, Corea del Sur.

 

Aunque se trata de un juego del que aún no disponemos fecha de lanzamiento en Nintendo Switch, ni seguridad de que la expansión vaya a llegar a ésta, ya se nos confirmó en el evento de presentación de la consola, allá por enero, que lo tendríamos a lo largo de este año, por lo que no sería descabellado pensar en la posibilidad de que la expansión venga incluida en esta versión (ojalá).

 

Steep: Road to Pyeongchang 2018

En lo referente a esta nueva expansión, Steep incorporará las siguientes modalidades olímpicas: descenso extremo, snowboard de fondo, slopestyle, esquí de fondo, halfpipe, eslalon gigante en paralelo, eslalon gigante, super-G, big air, eslalon y halfpipe de esquí, por lo que podremos defender los colores de nuestro país (o cualquier otro) en un total de 11 especialidades. Esta expansión estará disponible el 5 de diciembre para las consolas en las que ya está disponible el juego, por lo que aún debemos esperar la confirmación para Nintendo Switch.

 

 

Para quien no conozca mucho sobre el juego, se trata de una nueva IP lanzada el año pasado para todos los amantes de los deportes de nieve. En él, podemos descender y hacer nuestro propio recorrido a través de las más grandes montañas nevadas, desde Alaska hasta los Alpes, en tabla de snow, esquí, parapente o traje de alas, así como realizar grandes acrobacias mientras juegas solo, junto a tus amigos o con gente de todo el mundo. Además, nos da la posibilidad de crear nuestra propia vía de bajada al ser un mapa de mundo abierto, y compartir ese circuito creado con el resto de jugadores, así como superar diferentes desafíos que deberemos ir completando.

Sin lugar a dudas, el aire “fresco” y ese espíritu olímpico que Nintendo Switch necesitaba para competir contra sus rivales.

2 Respuestas

Hacer Comentario