Ayuda a NextN comprando en Amazon
Party Hard

Análisis – Party Hard (Nintendo Switch). Solamente quiero descansar

No te voy a engañar: no soy muy fiestero. Soy de esos que prefiere pasarse la noche jugando antes que salir a darlo todo en la pista de baile. Quizá opines lo mismo que yo, ¿verdad? Una buena manta, un buen videojuego, y a disfrutar. Una taza de chocolate caliente también se agradece. Pero cuando el reloj ya marca horas del día siguiente y el sueño invade tu cuerpo, escuchas eso. Música. Ruido. Gente disfrutando a las… ¿tres de la mañana? ¡Es hora de descansar, leñe! Ojalá tener un poco de silencio, de paz… ¿Cierto? Más de uno se habrá encontrado en esta situación, e incluyo al protagonista del juego que nos toca analizar hoy: Party Hard. La diferencia entre este personaje y nosotros es que él soluciona las cosas de una forma más radical, digamos matando.

 

 

Party Hard is in the house tonight

Hay fiesta esta noche. La gente sale de casa pensando en pasarlo bien, ligar o meterse cosas poco saludables en el cuerpo. Pero tu objetivo es muy distinto: matarlos a todos. Nuestro protagonista es un psicópata que detesta las fiestas, y su mente desequilibrada solo encuentra una solución. Armado con un cuchillo y mucho ingenio, debemos encargarnos de dar por terminadas todas las fiestas que podamos. Tras esta turbia premisa se esconde una pequeña obra que sabe ir directo al grano.

 

John West es un inspector de la policía estadounidense encargado de investigar los denominados ‘asesinatos de Party Hard‘. Esta serie de asesinatos fueron llevados a cabo por nuestro protagonista durante el otoño del año 2000, en Estados Unidos. John va narrando los hechos, asesinato a asesinato, en lo que parece ser una especie de interrogatorio realizado por otra persona. Entre cada matanza se nos muestra una breve cinemática que hace avanzar cada vez más esta conversación. A simple vista parece una historia ‘para rellenar’, pero poco a poco se va descubriendo la verdad que hay tras los actos.

 

Party Hard

 

Como resulta evidente, es muy fácil decir que tienes que entrar en una fiesta de cincuenta personas y no dejar a nadie vivo, pero hacerlo es otro tema. Aunque podemos usar elementos del escenario para facilitar la tarea, créeme si te digo que no es nada sencillo salir victorioso de la escena del crimen. Cuando una persona ve un cadáver irá corriendo a llamar a la policía, pero si nadie te pilla con las manos en la masa, ¡te vas de rositas! Sin embargo, si la policía nos pilla, tenemos que huir hasta que se cansen. Si quieres evitar esto, basta con deshacerte del cuerpo de cualquier manera.

 

Party Hard luce un apartado gráfico píxel art minimalista que le resta toda la seriedad que puede tener una obra sobre asesinatos en serie. Como un auténtico amante de la estética píxel debo afirmar que no tengo ninguna queja sobre el aspecto visual, muy resultón y detallista. Por otro lado, la banda sonora es un bucle eterno de música electrónica imprescindible en toda fiesta norteamericana. Es tan repetitiva que, de una forma extraña, le viene como anillo al dedo a nuestra tarea de matar jóvenes borrachos.

 

Party Hard

 

Deja que te domine tu lado más homicida

Una de las cosas que más me sorprende del juego es el humor con el que trata la temática principal de este: el asesinato. Cuando uno de los fiesteros descubre el cadáver del que bien podría ser su mejor amigo o un chaval que acaba de conocer esa noche, le invaden los nervios. Pero tras llamar a la policía y que estos cubran el cuerpo de la víctima en la característica bolsa negra, lo dejan ahí en medio. ¡Y la fiesta continúa! A veces alguien comenta que los cadáveres estropean el ambiente fiestero, pero eso no impide que sigan dándolo todo.

 

Hasta ahora solo he hablado del personaje que manejamos en el juego, pero no es el único controlable. Conforme completamos los distintos logros que propone esta obra, se desbloquean más asesinos disponibles para realizar nuestra matanza. Cada uno incorpora una nueva forma de afrontar los asesinatos. Por ejemplo, el policía puede cargar un cuerpo sin resultar sospechoso, además de tener la habilidad de culpar a cualquier persona que te apetezca. Este añadido le da cierta rejugabilidad a Party Hard, pues puedes repetir cualquier fiesta con cualquier avatar.

 

Party Hard

Uno de los puntos que sabe llevar muy bien esta obra es esa mezcla entre sigilo y estrategia necesaria para superar cada nivel. Aquí no tenemos que infiltrarnos en una base enemiga con soldados armados hasta los dientes, sino que el objetivo es parecer uno más. Entra a la fiesta como cualquier otro, pero sé el único que quede en pie al final de la noche. Puede parecer una tontería, pero se necesita darle mucho al coco para buscar una forma de matar sin que nadie te descubra.

 

Desde el menú del juego podemos acceder a cualquier nivel que hayamos superado, así como a algún extra. A la hora de elegir nuestro siguiente objetivo debemos seleccionarlo entre una serie de carteles de invitación a la fiesta en cuestión, y me parece una forma muy original y llamativa de presentarlo. Además, ¡el juego llega completamente en español! El idioma no le va a impedir a nadie hacer una matanza.

 

Party Hard
¡Nuestro fontanero favorito también se une a la fiesta!

 

Party Hard – ¡Que no pare la fiesta!

Solo he hablado sobre fiestas y asesinatos, ¿cierto? Pues sí, porque Party Hard no trae mucho más. Es un título que, como he dicho anteriormente, va directo al grano. Tiene una pequeña historia que sirve de excusa para recorrer Estados Unidos de fiesta en fiesta, y podemos ver las breves cinemáticas que presenta en el momento que queramos. Sin embargo, si buscas algo más en este juego lamento decepcionarte. No puedo decir que tenga ningún error destacable, pues es una obra muy redonda, pero es lo que es. Si te gusta ese rollete arcade y cuando escuchas la palabra ‘fiesta’ piensas antes en Mario Party que en una discoteca, no dudo en que vas a disfrutar a tope del fiestorro de Party Hard. ¡Don’t stop the party!

 

Party HardEste análisis ha sido realizado gracias a una copia digital de Party Hard para Nintendo Switch proporcionada por tinyBuild.

 

 

Party Hard nos presenta una curiosa mezcla entre sigilo y estrategia, y en esta ocasión deja un buen sabor de boca. Esta obra va directa al grano, y ofrece jugabilidad pura con una curiosa historia de trasfondo. Ideal para sesiones cortas de juego y para matar el tiempo (nunca mejor dicho).
PROS
Mezcla estrategia y sigilo de una forma sorprendente
Estética píxel art minimalista muy bonita
Posibilidad de deshacernos de los fiesteros de formas muy variadas
CONTRAS
Su planteamiento puede ser de mal gusto para algunos
Termina volviéndose repetitivo
A fin de cuentas se queda escaso de contenido
70
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
NBA 2K Playgrounds
NBA 2K Playgrounds 2 ya está disponible en la eShop ¡Y tenemos gameplay!