Ayuda a NextN comprando en Amazon
Fire Emblem Three Houses

Análisis de Fire Emblem: Three Houses – Nintendo Switch. Creando escuela en la saga

El paso de 3DS a Nintendo Switch no le podía haber sentado mejor a la franquicia

Fecha de lanzamiento
26 julio, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
11797,53 MB
Nuestra puntuación
95

Fire Emblem: Three Houses está a la vuelta de la esquina y, como os prometimos en nuestro avance, hemos puesto toda la carne en el asador para descubrir los secretos que esconde este título y traeros así nuestro análisis del mismo. Esta saga de Intelligent Systems es querida por muchos y odiada por otros tantos. Sobre todo debido a la «invasión» que han llevado a cabo sus personajes en juegos como Super Smash Bros. Sin embargo, el rol táctico está de enhorabuena porque con Three Houses, Intelligent Systems y Koei Tecmo han logrado que este género pueda tener un nuevo resurgir, aunque eso deberíamos dejarlo para el final del análisis. Eso sí, os adelantamos que la espera desde que el juego se anunciase, hace ya dos años, ha merecido muchísimo la pena.

 

 

Decisiones cruciales

La historia de Fire Emblem: Three Houses nos traslada a la mística tierra de Fódlan, donde hay tres territorios muy diferenciados dirigidos por diversos poderes políticos. Situada justo en el centro, encontramos la Academia de Caballeros de Garreg Mach, una zona neutral bajo la custodia de la iglesia, donde, casualmente, estudian los tres futuros mandamases de estos territorios. Nuestro personaje, un misterioso y joven mercenario con un pasado lleno de enigmas acaba acompañando a su padre a la academia y le piden que ejerza de profesor. Poco después de comenzar el juego toca elegir: ¿Queremos ser el profe de Los Ciervos Dorados de la Alianza de Leicester liderados por el afable Claude, de Las Águilas Negras del Imperio de Adrestia dirigidos por la misteriosa Edelgard o de Los Leones Azules del Sacro Reino de Faerghus que están bajo el mando de Dimitri? (Los respectivos colores de las mencionadas casas son amarillo, rojo y azul). Esta decisión determina el trascurso de los hechos y la historia, estando cada una de las posibles rutas muy diferenciada de las demás, contando con misiones y enemigos distintos, así como finales que no se parecen en nada. Por lo que recomendamos que os vayáis haciendo a la idea de tener diferentes partidas guardadas en las diferentes rutas para exprimir al máximo la historia del juego. Nosotros para el análisis decidimos inclinarnos por la causa de Dimitri y estamos bastante satisfechos con el resultado. Aunque ya sabéis que no queremos hacer ningún spoiler grave sobre la historia más allá de lo que ocurre en los primeros compases del juego.

 

Prácticamente nada más empezar el juego podemos conocer a los líderes de cada casa y un poco más adelante a los estudiantes que conforman cada clase. Todo con el fin de prepararnos ante la gran decisión y es que, aunque durante gran parte del juego nuestra vida en la academia trascurre de forma normal (sin apenas diferenciarse la historia independientemente de la casa escogida), a partir de cierto punto del juego todo cambia y es ahí cuando realmente vemos la magnitud de la decisión (o decisiones) que hemos tomado. El juego está lleno de decisiones, algunas más relevantes que otras, aunque muchas de ellas sirven para reforzar los vínculos con otros personajes. Estos vínculos determinan qué personajes pueden unirse a nuestra causa y nos abren rutas alternativas (misiones secundarias) donde podemos conocer mejor el trasfondo y motivación de nuestros aliados, sirviendo de complemento la propia historia. Durante el trascurso de la historia podemos encontrar varios giros y elementos ya típicos de la saga: amor y desamor, traiciones, desengaños, monstruos, magia, leyendas… Aunque debemos mencionar que en esta ocasión, la historia es mucho más profunda y está mejor hilada que en entregas anteriores, lo que hace que este elemento se convierta en uno de los puntos fuertes de este título. En cierto modo, las decisiones y su implementación en la historia van un paso más allá a lo visto en Fire Emblem Fates, dando la sensación de que realmente podemos influir en el desarrollo de los hechos.

 

Fire Emblem Three Houses

 

En el rol del profe

Que nuestro personaje sea profesor en la Academia de Caballeros de Garreg Mach, es un factor que justifica a las mil maravillas los nuevos elementos jugables que presenta el juego. Para empezar, tenemos que organizar diferentes jornadas lectivas a lo largo de cada mes, donde contamos con una serie de fondos para costear nuestras actividades y comprar todo lo necesario para las batallas. Cada lunes tenemos la posibilidad de realizar tutorías, encargar tareas o modificar las metas de nuestra clase; nuestro rol como profesor es asesorar a nuestros aliados, pudiendo determinar el enfoque de sus estudios (lo que permite hacer que una de nuestras unidades se incline por ser mago, por ejemplo). Sin embargo, nosotros también debemos aprender y mejorar, subiendo nuestro nivel como docente, lo que nos desbloquea nuevas posibilidades, como mejorar las armas o tener más puntos de actividad para las fases de exploración. Sí, habéis leído bien: podemos explorar las instalaciones de la academia.

 

Cada domingo podemos elegir a qué dedicar el día, contando con diferentes opciones: podemos explorar, asistir a seminarios (que mejoran alguno de nuestros atributos en función al personaje que lo imparta), presentar a los exámenes de cambio de clase a nuestros aliados (cada personaje puede presentarse una vez cada domingo y necesitaremos contar con los famosos sellos, objeto recurrente en la saga, para ello), en base a las aptitudes que tenga nuestro personaje (de ahí la importancia de las metas y tutorías), será más o menos probable que apruebe el examen para cambiar de clase, pudiendo llegar a suspenderlo. También podemos dedicar nuestro domingo a combatir en batallas opcionales o descansar. Este último aspecto es muy importante, ya que aumenta la motivación de nuestros aliados, un factor determinante para que podamos realizar tutorías con ellos el lunes.

 

Fire Emblem Three Houses tomar el té
Se han suavizado las opciones de romances y se han eliminado la posibilidad de tener hijos, pero aún encontramos elementos donde explorar la afinidad con otros personajes

 

Si nos decantamos por explorar, encontramos toda una serie de actividades que podemos realizar. La más destacada, es la búsqueda de peticiones, que hacen de misiones secundarias y que en algunas ocasiones se convierten en batallas opcionales, dando una cohesión lógica a las opciones jugables. Por ejemplo, si dedicamos todos los domingos a explorar, no podremos completar todas las peticiones porque algunas nos obligan a combatir; si solo nos dedicamos a combatir, no veremos nuevas batallas que se acceden desde las peticiones, además de que nuestros aliados no tendrán motivación para las clases, no podremos hacer tutorías y su crecimiento como unidad estará limitado… y así con todo. Sin embargo, volviendo a la exploración, debemos detallar otros aspectos importantes de este elemento jugable. Durante nuestras exploraciones podemos ver a los diferentes personajes de todas las casas haciendo vida normal, lo cual es una ocasión de oro para hablar con ellos y descubrir sus intereses para que se conviertan en nuestros aliados, ya que en este juego podemos convencer a los personajes de que se unan a nuestra clase y así poder usarlos en combate. También vemos ciertas actividades secundarias como la pesca o la cocina que ayudan a mejorar nuestro nivel docente, podemos participar en torneos entre clases, dar regalos o entregar objetos perdidos, todo con el fin de estrechar vínculos con los diferentes personajes que encontramos en el juego.

 

Fire Emblem Three Houses
Debemos asesorar a nuestras unidades y determinar sus intereses

 

Evolucionando la saga

Si hay una palabra recurrente a la hora de hablar de Fire Emblem: Three Houses esta es «cambios» o «evolución» y es que esta entrega nos ofrece toda una serie de pequeños cambios que, por separado, no sirven para destacar demasiado, pero que una vez vistos en conjunto, constituye un antes y un después en la saga. El triángulo de armas se ha eliminado (aunque hay ciertas armas con propiedades específicas ante un tipo de enemigo concreto, como los arcos contra las unidades voladoras), podemos cambiar la clase a nuestras unidades antes de cada batalla (siempre que hayamos aprobado el examen, claro), se han introducido habilidades de clase que podemos combinar una vez las hayamos desbloqueado (de forma similar a lo visto en Octopath Traveler), los batallones (grupo de aliados que determina nuestras tácticas) y las tácticas (ataques especiales que podemos utilizar un determinado número de veces por combate y que impiden que el enemigo contraataque) suponen un factor de mayor profundidad a las batallas. Por ejemplo, podemos poner un batallón de magos a una unidad física, lo que haría que esa unidad pueda defenderse con una táctica mágica ante una unidad que resista los ataques convencionales. Otro elemento clave en esta entrega son los emblemas, que funcionan como habilidades ocultas que tienen únicamente algunos personajes y que se activan en ciertos momentos durante los combates, permitiendo que la unidad recupere parte de su salud al asestar un golpe o que haga más daño, por ejemplo. Obviamente, nuestro personaje cuenta con un emblema, ¿os imagináis de cuál se trata?

 

Sin embargo, el núcleo jugable de la saga, los combates por turnos sobre cuadrícula se mantienen fieles a su esencia. Todos los cambios que hemos mencionado sirven como complementos a un sistema de combate bastante profundo y que requiere que nos convirtamos en auténticos estrategas si queremos que todos nuestros personajes se mantengan con vida, ya que, el Modo Clásico, donde una unidad derrotada en combate muere para siempre, ha vuelto. Aunque también contamos con el Modo Novato donde las unidades se retiran del combate y vuelven a estar disponibles en la siguiente batalla. Durante los combates hay otro elemento que se ha modificado y que añade más profundidad a nuestras estrategias: los lugartenientes. Esta función nos permite añadir una unidad secundaria a uno de nuestro aliados (como podíamos hacer en algunas entregas anteriores y hacer que estas dos unidades se desplacen juntas), con la diferencia de que asignamos este lugarteniente durante los preparativos previos a la batalla y no podemos separar las unidades durante el combate. Esta unidad secundaria da un pequeño bonus a nuestra unidad y nos presta su ayuda de diferentes formas, pudiendo realizar un ataque adicional o curándonos cuando más lo necesitamos. A cambio, nuestro lugarteniente obtiene experiencia cada vez que entremos en combate y no cuenta para el total de unidades disponibles antes del combate. Eso sí, su número es muy limitado y se va aumentando en base a nuestro nivel de docente.

 

Fire Emblem Three Houses
Podemos cambiar los puntos de vista del mapa

 

Fire Emblem: Three Houses – Más historia, más personajes… más Fire Emblem

Podemos resumir la esencia de Fire Emblem en: personajes que responden a ciertos estereotipos, una historia interesante y muchos combates por turnos. Pues bien, con Fire Emblem: Three Houses vemos eso, pero llevado a otro nivel. La historia es mucho más interesante y compleja, contando con diferentes rutas en base a ciertas opciones que el jugador toma, dando lugar a historias muy diferenciadas entre sí (superando con creces lo visto en Fire Emblem Fates) y contando con diferentes finales, por supuesto. Aunque no os vamos a decir cuántos. Contamos con más personajes que en otras entregas (ya que las diferentes casas y clases de la academia dan mucho juego) dejando que sea el jugador el que decida en qué historias ahondar más y, en definitiva, este juego nos ofrece más Fire Emblem. El salto a Nintendo Switch le ha sentado de maravilla a la saga, luciendo un apartado gráfico muy vistoso y resultón, que sirve de evolución lógica a lo visto en 3DS y del que ya podía presumir en Fire Emblem Warriors. El apartado sonoro es una delicia contando con numerosas variaciones del tema principal en diferentes momentos clave de la historia y combates, con numerosos guiños sonoros al tema principal de la saga. Es compatible con amiibo, lo cual desbloquea regalos que hacen de nuestra vida en la academia más llevadera y la opción de cambiar la música a temazos de juegos como Fire Emblem Awakening o Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia (entre otros) durante las batallas opcionales. También vemos diversas funcionalidades online donde podemos ver, por ejemplo, las opciones más populares entre los jugadores cada domingo o las unidades con mayor participación en combates de forma global. También podemos jugar al escondite con unidades de nuestros amigos, eligiendo ellos la recompensa que obtenemos si los encontramos.

 

Fire Emblem: Three Houses cinemática

Dentro de todo lo positivo que le encontramos al juego y de lo emocionados que estamos ante la evolución en la saga que hemos presenciado, hay ciertos detalles que estropean un poco nuestra experiencia. El primero y del que ya os hablamos en nuestras impresiones es el largo proceso de aprendizaje con constantes tutoriales que nos bombardea durante las primeras horas de juego, lo que puede llegar a abrumar a algunos jugadores. Otro elemento que podría mejorar son las caídas de frames que vemos en ciertos momentos durante la fase de exploración, haciendo que nuestro personaje muchas veces se coma alguna que otra puerta que no se ha abierto a tiempo. Este factor no puede echar por tierra la gran obra ante la que nos encontramos, pero tampoco es que estos momentos de la jugabilidad estén en un mundo abierto de grandes dimensiones, para poder justificarlo. Fire Emblem: Three Houses es, sin lugar a dudas, uno de los grandes juegos de Nintendo Switch para este año y uno de los mejores juegos que Nintendo ha traído a la consola, teniendo apenas puntos negativos y contando con numerosos cambios en la dirección adecuada para asegurar un futuro brillante para la saga. Tanto si eres veterano en la misma como si es tu primer «FE», Three Houses te podrá sorprender y te hará pasar horas y horas de diversión, sin duda. Hablando de horas, por cierto, nosotros tardamos unas 47 horas en superar la historia del juego siendo profes de Los Leones Azules, así que podéis echar cuentas sobre la duración del título si intentamos obtener todos los finales y apoyar a todas las casas…

 

Fire Emblem Three HousesHemos analizado Fire Emblem: Three Houses gracias a una copia digital cedida por Nintendo España. Versión analizada 1.0

 

Candidato a POTY (Professor Of The Year)
Fire Emblem: Three Houses es una evolución lógica dentro de la saga sin perder su esencia jugable. Dando más relevancia a la narrativa y a la historia, es capaz de mejorar todo lo que nos gustaba de la saga e inclinarse hacia las tendencias actuales de la industria. Con muchos más pros que contras, siendo estos casi anecdóticos, nos encontramos ante un claro candidato a juego del año por parte de Nintendo.
PROS
Historia mucho más profunda que en otras entregas
Varios finales
Todos los cambios dan un soplo de aire fresco a la jugabilidad
CONTRAS
Caídas de frames en la fase de exploración
Tutoriales densos al principio
95
Compra en Amazon
Más artículos
Pokémon Espada y Escudo
Pokémon Espada y Escudo se muestran en un tráiler final… ¡con dos nuevos Pokémon e imágenes!