Ayuda a NextN comprando en Amazon
Sword Art Online Fatal Bullet Complete Edition

Análisis de Sword Art Online: Fatal Bullet Complete Edition – Nintendo Switch. Plantilla desdibujada

El piloto automático es mi senpai

Fecha de lanzamiento
9 agosto, 2019
Número de jugadores
1 - 8
Idiomas
Inglés, español, francés, etc
Tamaño de la Descarga
6.4 GB
Nuestra puntuación
50

Las adaptaciones del anime al videojuego suelen dejarnos con títulos que cumplen, al menos con el fan. Las hay de todo tipo, desde el extremo más positivo, donde se hacen realidad las fantasías de los niños que veían hace tiempo el anime en la televisión, hasta el lado más negativo, donde el fan del anime, el mayor público objetivo del título, termina muy decepcionado con el acabado final. Hoy nos toca hablaros sobre el último videojuego relacionado con la obra de Reki Kawahara que llega a Nintendo Switch. Tras haber publicado previamente en la consola híbrida Sword Art Online: Hollow Realization Deluxe Edition, Bandai Namco nos trae con más de un año de diferencia respecto a Xbox One, PlayStation 4 y PC, Sword Art Online: Fatal Bullet, con la diferencia de que la versión que nos llega es la Complete Edition, es decir, el juego base que se lanzó originalmente junto a todas las expansiones de pago y gratuitas que fue recibiendo con el paso del tiempo. Esta vez cambiamos el mundo de fantasía y rol por un juego donde las armas de fuego copan casi todo el protagonismo, un shooter en tercera persona que ha sido desarrollado por el estudio Dimps, responsables de la sub-serie Xenoverse del universo Dragon Ball. ¡Veamos qué tal ha salido la última aventura de Kirito y compañía!

 

 

Bienvenidos a Gun Gale Online

Como el resto de videojuegos basados en la licencia de Sword Art Online, Fatal Bullet se desarrolla en un especie de universo alternativo, es decir, todo lo que vivimos durante nuestra aventura no es canon. Como telón de fondo para el escenario donde se desarrollan los acontecimientos del juego tenemos el arco de Phantom Bullet; por ello, nos encontramos en el VRMMO Gun Gale Online. Este cambio de ambientación provoca un cambio en la jugabilidad respecto al resto de títulos de la serie. Dejamos de lado el rol, aunque no lo abandonamos por completo, para pasar a un shooter, más concretamente en tercera persona.

 

Siguiendo la estela de diferenciación de viejos títulos de la saga, en Sword Art Online: Fatal Bullet, Kirito cede el protagonismo a un nuevo personaje que acaba de llegar a Gun Gale Online, nuestro avatar. Podemos personalizar al que es nuestro personaje, nuestra representación en ese mundo digital, así como a la inteligencia artificial, un ArFA-sys tipo X, que nos acompaña durante toda nuestra aventura y que desbloqueamos al inicio de nuestra aventura. El editor de personajes que tenemos para la ocasión es bastante completo pudiendo configurar el avatar para que se parezca lo máximo posible a nosotros. Por ponerle una pega diría que no deja cambiarle la forma o el tamaño a la nariz de los avatares; un detalle curioso. Además, gracias a la amplia gama de cosméticos, trajes, disfraces y accesorios podemos hacer a nuestro personaje verdaderamente único y especial, distinto al resto de personajes, tanto del juego, como del manga, y, por ende, del anime.

 

Sword Art Online: Fatal Bullet presenta una historia completamente original, eso sí, supervisada en todo momento por Reki Kawahara, que hace las veces de precuela y secuela de los sucesos que acontecen el arco argumental del anime del cual el juego toma ambientación. Esto se traduce en que además de la historia creada para la ocasión, también se ha adaptado el arco de Phantom Bullet. Ahora bien, quien venga hasta aquí buscando conocer cualquiera de ambas historias, se va a llevar un chasco bastante considerado. Por un lado, la historia original, centrada en las aventuras y desventuras que viven por Gun Gale Online nuestro avatar, su ArFA-sys, y nuestra mejor amiga Kureha, no termina de despegar en ningún momento. Es insípida a más no poder y no deja de dar la sensación de ser un prólogo de algo más grande que está por llegar, o ser la saga de relleno de un anime cualquiera, una historia donde la evolución de los personajes o es nula o está muy forzada, y que da la sensación de estar escrita con una soberana desgana. Por otro lado, tenemos la adaptación del enfrentamiento contra Death Gun, pero volvemos a encontrarnos con los mismos problemas que antes, dejando ese momento que se las pintaba mayor, la adaptación del canon de la obra original, en algo menor que un modo de juego adicional, necesario para completar el 100% de la aventura principal, pero que rompe con la narrativa y la jugabilidad que llevaba siguiendo el título hasta ese momento.

 

Llegados a este punto podría pensarse que tal vez las conversaciones que podemos mantener con el resto de personajes podría mejorar el nivel, pero nada más lejos de la realidad. Son los clavos que faltaban al ataúd de la narrativa. Estas conversaciones secundarias sirven para conocer mejor a los personajes, a sus motivaciones y miedos; sin embargo, estos diálogos están paupérrimamente redactados, consiguiendo que perdamos el interés por seguir hablando con los distintos personajes que nos encontramos a una velocidad de vértigo. Lo peor de todo es que dejan entre ver ciertos temas bastante interesantes, como el abuso en la vida real y los entornos virtuales como las redes sociales o los videojuegos con opciones de multijugador en línea, o el miedo al olvido y la pérdida por no ser capaces de estar al nivel de los demás, entre otros; pero, desgraciadamente, todo esto queda sin desarrollar. Como si no hubieran podido o querido, han dejado de lado unos temas verdaderamente interesantes y que podrían haber dado mucho juego, para lanzarnos textos para, o acabar contando la misma historia de siempre, o o no decirnos absolutamente nada de nada.

 

Sword Art Online Fatal Bullet Complete Edition

 

Las armas de fuego lo son todo en este mundo

Desgraciadamente, la historia no es el único apartado de Sword Art Online: Fatal Bullet que hace aguas, pues lo que verdaderamente se lleva los mayores palos que se le pueden dar al título es la jugabilidad. Hemos dicho que esta vez el gameplay obedece a un shooter en tercera persona; pues bien, como tal es bastante regulero. Contamos con una selección de armas bastante nutrida y de gran variedad, pero que no consiguen que planteemos cada enfrentamiento de forma distinta, salvo por las espadas. Tenemos habilidades especiales y objetos para usar durante los combates, así como un gancho láser para cubrir medias distancias. Ninguna de estas herramientas es divertida de usar dado el diseño de los distintos desafíos, y el aburrimiento hace acto de presencia en momentos bastante tempranos. Además, contamos con la opción de apuntar con mirilla a los enemigos para mejorar nuestra precisión, y un sistema de apuntado automático para facilitarnos las cosas.

 

El gran problema de la jugabilidad son los enemigos. La variedad de ellos es muy escasa, sobrándonos dedos de una de nuestras dos manos para contarlos. Esta repetición también se aplica a los jefes, los cuales, aunque generosos en cuanto a cantidad, repiten mecánicas tan a menudo, que pronto se olvida que son los desafíos finales a determinadas misiones. Pero, por pocos que sean, las razones principales por las que los enemigos suponen dicho lastre son el número en que aparecen y su capacidad de absorción de daños. Por un lado, la escala de niveles está completamente rota. No importa que si nos enfrentamos a un enemigo que nos supera 30 niveles, se le vence sin problema alguno; ahora bien, como aparezcan cinco enemigos en fila, aunque estén a más diez niveles por debajo tuya, te vas a llevar una somanta de disparos. Te van a acribillar y ni siquiera vas a poder mirar desde dónde te están volando la cabeza. Por otro lado, los enemigos son esponjas de vida. En cuanto reconozcas el patrón del enemigo y sepas esquivarle, o al menos encontrar un punto desde el cual le puedas disparar sin que puedas sufrir daños, puedes tirarte varios minutos disparando y recargando hasta que por fin el bicho, o la máquina, caiga. Además, a esto hay que unirle la portentosa puntería que tienen, logrando darte de lleno en la cabeza a amplísimas distancias. Esto deja entrever, y si no os lo adelanto, la poca utilidad de las espadas frente a enemigos que se mueven y disparan. Ni los controles por movimiento consiguen salvar unos tiroteos tediosos donde mantenemos activado el apuntado automático todo el rato para intentar que los ánimos no decaigan más de lo que de por sí están tras una corta sesión de juego.

 

Estos problemas conducen a dos situaciones: a una monotonía exasperante que se convierte en nuestro verdadero compañero de aventuras, y en unos picos de dificultad absurdos cuando al juego le da por poner a una clase de enemigos en particular en manada en espacios cerrados. Cosa que hace con frecuencia, sobre todo al final de la aventura. Esto podría no ser un problema tan grande si no fuera por nuestros acompañantes. Veréis, en Sword Art Online: Fatal Bullet exploramos el mundo de Gun Gale Online en patrullas, también podéis ir solos pero allá vosotros, de hasta cuatro personajes, los cuales están controlados por el propio juego. En lugar de tener una IA decente, que sabe disparar y curar a los aliados, tenemos a nuestra disposición a una serie de «elementos» que cuya ayuda es ínfima en combate es ínfima, con la excepción de Asuna, ella al menos cura regularmente. Por ello, la curva de dificultad escala bastante en estos picos, donde más se hace notar lo verdaderamente solos que estamos en el juego.

 

Pero jugar a la historia principal no es lo único que podemos hacer. También tenemos una serie de misiones específicas donde tenemos que controlar a determinados personajes del universo de Sword Art Online con sus respectivas habilidades. No es lo más original del mundo, pero cumple su cometido bastante bien y pone a nuestra disposición al elenco completo de personajes del título. Al tratar el manga sobre videojuegos en línea, no podían faltar los modos multijugador. Gracias a las características particulares de Nintendo Switch es posible jugar en modo local con hasta otros siete jugadores, ocho en total. En cuanto al modo en línea, que podemos jugar tanto cooperativo como competitivo, nos ha sorprendido, para mal y para bien. Para mal, porque no podemos jugar la aventura principal en compañía de otra persona, lo cual supone una inmensa oportunidad perdida; para bien, porque no hemos tenido problema ninguno para encontrar partidas y mucho menos durante las mismas, incluso con la conexión bajo mínimos. Eso sí, os advertimos que el nivel en línea es bastante alto, así que conviene jugar a la historia principal antes de pasarse por estos modos de juego con otras personas.

 

Por supuesto, también podemos jugar multitud de misiones secundarias, aunque no nos han convencido su propuesta demasiado, seleccionando todas las posibles en el panel, yendo a los territorios a explorar o continuar con nuestra historia e ir completándolas poco a poco según vayamos cumpliendo sus requisitos. Por si fuera poco, al ser la versión de la plataforma híbrida la Complete Edition disponemos de todas las expansiones de pago que fueron saliendo en el resto de plataformas con el paso del tiempo. Podemos seleccionar cada una de ellas desde Seleccionar partida, donde podemos cambiar de modo entre la campaña principal, el modo Kirito, o cualquiera de las cuatro expansiones cuando queramos. Eso sí, os recomendamos jugarlas en orden y tras haberos pasado la historia principal, tanto por la trama que desarrollan como por el nivel de los enemigos.

 

Sword Art Online Fatal Bullet Complete Edition

 

Grises y marrones, repetitivos y tristes

No todo es la historia y la jugabilidad, el lienzo post-apocalíptico que sirve de ambientación tiene algo que decir, aunque no es precisamente bonito. No son pocos los títulos que deciden ambientar su historia, o parte de ella, en un territorio devastado y desangelado; sin embargo, este escenario puede sacarnos multitud de emociones de nuestro interior. El de Sword Art Online: Fatal Bullet no nos produce emoción alguna, se siente carente de vida, en el peor de los sentidos. La banda sonora y el uso de los colores no consiguen despertarnos nada de nuestro interior aparte de una profunda indiferencia. El diseño de su mundo tampoco ayuda a interesarnos por ello, y mucho menos el de las mazmorras, prácticamente idénticas unas a otras.

 

Por un lado, el modelado de los personajes está muy logrado y hace uso de un cel-shading bastante bueno. Es cierto que los gráficos de algunos escenarios no están muy allá, haciendo sombra a cierto árbol que se mostró dentro del material promocional de la próxima aventura de los monstruos de bolsillo, pero en líneas generales cumplen bastante bien. No es espectacular, ni mucho menos, pero salvo por ciertos detalles, su mundo cumple bastante bien gráficamente hablando. Prueba de ello es la distancia de dibujado, que mejora bastante a lo que vimos en Dragon Ball Xenoverse 2, y que gracias al uso del Unreal Engine y de cierto truco con la aparición de los enemigos, consigue un gran acabado. Tampoco son desdeñables sus sólidos 30 frames por segundo, que se mantienen estables tanto en portátil como en sobremesa durante gran parte de la aventura y que solo sufren pequeñas caídas cuando estamos en medio de la acción rodeados de gran cantidad de enemigos. Respecto a la resolución en pantalla en ningún momento llega a los máximos que permite la plataforma, pero siempre consigue que se vea todo lo que sucede dentro del juego muy bien, teniendo algo más de detalle en la televisión que en la pantalla de la consola.

 

 

Sword Art Online: Fatal Bullet Complete Edition – Bala perdida

Se nota a la legua que Sword Art Online: Fatal Bullet es un juego hecho con plantilla. Un encargo prefabricado que ni se plantea cómo agradar a su público ni cómo mejorar. Hace lo que se supone que viene en una lista que le deben de haber pasado a los desarrolladores y ya, no se preocupa por nada más. Su inmenso contenido y la posibilidad de crearnos a nuestro propio avatar que forme parte del universo de Sword Art Online no son suficientes para tapar las carencias que evidencian una historia mediocre y sin encanto, y una jugabilidad repetitiva y soporífera. Ser fan del anime o del manga no es suficiente, ni mucho menos, para querer darle una oportunidad a un título que hasta ha perdido de vista a su propio público. Una bala perdida que no se ha preocupado por cuidar adónde estaba apuntando y que ahora paga las consecuencias.

 

Sword Art Online Fatal Bullet Complete Edition

Hemos analizado Sword Art Online: Fatal Bullet Complete Edition gracias a un código digital cedido por Bandai Namco. Versión analizada 1.1.0

 

Bala perdida
Sword Art Online: Fatal Bullet tiene unas evidentes carencias que los desarrolladores han sido incapaces de ver. Es una pena que un título basado en una licencia tan popular como la que tenían entre manos haya derivado en un producto tan poco inspirado. Si sois fans del anime y del manga tal vez haríais mejor en dejarlo pasar. Si no conocéis la licencia aquí no hay nada para vosotros.
PROS
Multitud de contenido, incluídas las expansiones de pago que salieron en el resto de plataformas
Actualmente es posible encontrar jugadores con los que jugar en línea
Las opciones de personalización de los avatares son bastante completas
CONTRAS
La narrativa es aburrida
La jugabilidad se torna repetitiva y falta de diversión o emoción muy pronto
Los picos de dificultad que provocan el uso de ciertos enemigos y el comportamiento de la IA aliada
50
Más artículos
Gunvolt Chronicles: Luminous Avenger iX se deja ver en un nuevo vídeo. ¡A tope de acción!