Ayuda a NextN comprando en Amazon
Kill la Kill IF

Análisis de Kill la Kill: IF – Nintendo Switch. Don’t lose your way!

Un traje hecho a medida de los fans (pero no mucho)

Kill la Kill: IF
Fecha de lanzamiento
25 julio, 2019
Número de Jugadores
1-2
Idiomas
Inglés y japonés (voces y texto), castellano (texto)
Tamaño de la Descarga
6574,57 MB
Nuestra puntuación
60

Durante la emisión del anime de Kill la Kill durante 2013 y 2014, solía fantasear con el que entonces era mi novio sobre la posibilidad de ver algún día un juego de pelea del anime creado por Arc System Works. Un shonen de peleas con personajes carismáticos por doquier, formas de combates originales y locuras cada vez más grandes eran el caldo de cultivo perfecto para que los padres de Guilty Gear y BlazBlue lo diesen todo. Con el paso del tiempo y de los años, el sueño se fue desvaneciendo poco a poco, y cuando la llama ya estaba casi extinta apareció, hace un años, la compañía experta en juegos de peleas junto a Studio Trigger con una (no tan) misteriosa cuenta atrás que desembocó en el anuncio de Kill la Kill IF, el primer videojuego oficial del anime.

 

Nota: activar los subtítulos de Youtube para ver el tráiler

 

Tijeras y ropas alternativas

Resulta extraño ver como Kill la Kill IF es la respuesta de Studio Trigger a seis años de fans queriendo saber más acerca de los personajes de Kill la Kill. Y la respuesta viene en forma de realidad alternativa donde Kiryuin Satsuki tiene más protagonismo, y es de ahí de donde el juego recibe el «IF» de su nombre. Una realidad alternativa, un «qué pasaría si…» de manual, que está revisado por el mismo guionista de la serie Kazuki Nakashima. Y digo que resulta extraño porque si esta es su respuesta se queda coja en todos los sentidos a nivel de historia.

 

Desde el primer momento es evidente que este título está pensado para los fans, y por eso mismo antes de poder jugar siquiera alguna partida contra la máquina u otros jugadores es necesario completar un par de capítulos del modo historia. Modo historia que comienza directamente en el capítulo nueve de la serie, para saltar tras un par de combates al diecisiete y de ahí continuar hasta el final de la serie con algún pequeño cambio en los hechos, pero manteniendo el grueso del guión casi intacto hasta el último combate. Vamos, que eso de «una historia nueva jamás contada» hay que cogerlo con pinzas porque de las apenas 4 horas que duran las campañas de Ryuko y Satsuki lo que se dice nuevo (sin que sea algo que pasa en el anime pero de otra manera ligeramente distinta) habrá una hora.

 

Kill la Kill: IF

 

Gran parte de la culpa de todos los saltos del capítulos y la escasa longitud de ambas historias es el limitado plantel de personajes de Kill la Kill IF. Con un plantel de ocho personajes al que hay que sumarle las variaciones de Ryuko y Satsuki con dos espadas, existe un número limitado de combates que puedes hacer durante la historia sin que resulte que estas haciendo todo el rato lo mismo. Es cierto que hay una serie de combates de los que no podemos hablar sin entrar en spoilers (al menos del juego, porque son cosas que pasan en la serie) que sirven para dar un poco de variedad, pero aportan más bien poco. A esto hay que sumar que algunas escenas están bien animadas e intentan -y consiguen- seguir fielmente su homónima en la serie, pero otras parecen animadas de manera apresuradas y sin mucho tiempo o recursos. ¿Qué es lo que ha podido salir mal? Pues que quizás no nos hayan contado toda la verdad.

 

¡De los creadores de FighterZ «Little Witch Academia: Chamber of Time»!

Por mucho que en material promocional e incluso en la propia eShop podamos leer una frase tan esperanzadora como «¡De los creadores de «Dragon Ball FighterZ…» lo cierto es que Arc System Works, creadores del juego de lucha de Goku, han creado poco aquí. Los desarrolladores del título son A+ Games, desarrolladores de «Little Witch Academia: Chamber of Time» (primer y único proyecto del estudio hasta el momento), otro juego basado en un anime de Studio Trigger y que distribuyó Bandai Namco, papel que en este caso hace Arc System Works. El juego protagonizado por la bruja Akko también fue esperado con mucha expectación por parte de los fans para luego resultar bastante «normalito» con fallos en su estructura más básica, una historia poco trabajada y un apartado visual también normalito con problemas en las animaciones. Desde luego los paralelismos están ahí.

 

El caso es que como juego de lucha no es malo y se defiende bien, quitando el hecho de que la versión de Nintendo Switch va a 30 fps frente a los 60 fps de Playstation 4 y PC, aunque es cierto que se mantienen estables incluso en los combates más multitudinarios con varios COVERS en pantalla durante el modo en el que nos enfrentamos a un buen puñado de ellos. En cuanto al sistema de combate en sí mismo, nos encontramos con un arena fighter con batallas en escenarios de tres dimensiones donde moverse libremente y donde a base de ataques cuerpo a cuerpo, a distancia, defensa, ataques que rompen esta última y las versiones aéreas y especiales de cada tipo de ataque, luchamos para hacernos con la victoria.

 

Puede parecer simple, pero la combinación de todos los factores crean un sistema donde hay que pensar qué tipo de ataque se hace en cada momento porque aporreando botones no se llega a ningún lado. A todo esto hay que añadir la posibilidad estratégica de gastar la mitad de la barra de ataques especiales para cortarle el combo a un enemigo o forzar una fase de «valor enhancement», o lo que es lo mismo: un breve juego de piedra, papel y tijera del que, en el caso de salir victorioso, obtendremos más vida, magia o poder de ataque hasta un máximo de tres veces, momento en el cual podremos desatar la técnica definitiva con la que hacer instakill al rival y despojarle de su ropa. A priori suena más mortal de lo que parece, pero es relativamente complicado poder acceder a este ataque y sirve más como una forma de terminar bonito que como una técnica infalible que buscar durante todo el combate.

 

Kill la Kill: IF

 

Y aún así, con unos recursos «tan limitados», se las apaña para ofrecer un gameplay lo suficientemente profundo como para entretener y representar a la perfección a cada uno de los luchadores, a pesar de que algunos no tuviesen mucho tiempo de combate con esas versiones de los trajes en el anime y siempre diferenciándolos todos lo suficiente como para que sean únicos. Y precisamente, por representar bien y adaptar a personajes que tienen poco tiempo de pantalla se nota aún más lo limitado del plantel de personajes. Al recordar el anime de Kill la Kill, uno puede llegar a pensar que en realidad no hay muchos más personajes que pudiesen añadirse para combatir. Quizás Mako con su uniforme de dos estrellas o Tsumugu son las dos primeras grandes faltas que se le vienen a uno a la cabeza, pero ambos están planeados como contenido descargable gratuito para el día de salida, (en realidad Tsumugu viene en el Ultimate Double Naked DTR junto a Aikuro). Pero entonces uno se da cuenta de que de los cuatro de élite, tan solo está el uniforme de combate de tres estrellas básico, sin ninguna de las dos versiones mejoradas o las versiones de Nudist Beach del final de la serie, ni las versiones Senjin o Shippu del Senketsu de Ryuko o el Junketsu de Satsuki. Vamos, que hay material de sobra para sacar distintos personajes aunque se repitiesen luchadores y fuesen diferentes entre sí, pero Kill la Kill: IF solo nos ofrece los básicos. Y creo que de haber más luchadores de base ayudaría a poder contar una historia más larga, trabajada y con mayores sorpresas.

 

Donde sí destaca el juego es en el apartado sonoro, contando con las voces originales tanto del doblaje japonés como del americano, y con canciones del anime como Blumenkranz o el mítico Before My Body Is Dry. Por desgracia, por el momento no podemos seleccionar los subtítulos en nuestro idioma puesto que, como ya se sabía, llegarán más tarde mediante un parche gratuito, a pesar de que la demo sí tiene textos en castellano. NdR: a pesar que desde Pqube se nos confirmó que la traducción al castella no llegaría «más adelante» al final se ha publicado a tiempo para el lanzamiento del juego el 26 de julio.

 

Kill la Kill: IF

 

Ver el anime original de Kill la Kill sin darse cuenta del excesivo fanservice que hay en cualquiera de los capítulos es una tarea imposible. Desde el primer capítulo la falta de ropa en los trajes de combate de las chicas es un tema que está presente, pero a poco que avancemos en la trama (tan poco como el capítulo tres) empieza a tratarse el tema del empoderamiento de la mujer con su propio cuerpo, dándoles el papel de protagonistas y relegando a los personajes masculinos a un segundo plano de apoyo, mientras que por el otro lado ofrece una cosificación evidente para lanzar, apoyándose en ambas cosas, un mensaje sobre el fanservice y deconstruir este subgénero del anime. Por desgracia, todo este contexto que justifica la sátira en el anime no está en el juego, eliminando por completo el mensaje que se pretende transmitir en la obra original y convirtiendo la desnudez tan solo en desnudez, sin nada más.

 

Kill la Kill: IF  – Sin vergüenza somos más poderosos

Parece que el objetivo con Kill la Kill: IF era llegar a un producto enfocado para los fans y solamente ellos, sin pretensiones de aspirar a otro tipo de usuarios. Pero precisamente por ser el público objetivo del título por definición, me cuesta mucho más perdonarle los fallos. O mejor dicho, la falta de esfuerzo que parece tener el producto. Tener el nombre de un anime tan importante como fue en su momento Kill la Kill en el título debería de ser una responsabilidad y no un simple letrero luminoso de publicidad.

 

Llegados a este punto, no me gustaría cerrar el análisis con un tono negativo y quiero insistir en que como juego de peleas, la base del gameplay aguanta bien el tipo y proporciona buenos combates con los amigos en local (u online tanto en salas como en clasificatorias), cada uno con un Joy-Con, pero es cuando lo miro como producto para fans cuando el título pierde fuerza por todos lados. Quizás la culpa sea mía por esperar más de lo que ha sido, pero ¡hey, estamos volviendo a hablar de Kill la Kill en 2019! y eso es algo que no me esperaba y siempre es bueno.

 

Kill la Kill: IF

Hemos analizado Kill la Kill: IF gracias a un código digital cedido por PQube. Versión analizada: 1.0.0

Makroqueta de sabor agridulce
Enfrentarse a Kill la Kill: IF como fan es difícil. Estamos ante un producto que tiene a los fans en mente, pero tan solo lo necesario para cumplir y poco más. Da rabia ver como algo que podría haber llegado a lo más alto se queda muy lejos de la cima.
PROS
El sistema de combate es sencillo, pero con profundidad y divertido
El excelente trabajo de sonido con los actores originales y música de la serie
La parte de la historia que es completamente nueva plantea un escenario interesante... lástima que dure tan poco
CONTRAS
Se nota la dejadez en demasiados aspectos, pudiendo ofrecer más en todos ellos fácilmente
El número de luchadores se antoja pequeño
En cuanto a modo de juegos, también se encuentra muy limitado
60
Más artículos
GAME FREAK
The Pokémon Company ha revelado pocas nuevas criaturas de Pokémon Espada y Escudo a propósito. ¡Quieren que los jugadores las descubran!