Nexomon: Extinction

Análisis Nexomon: Extinction – Nintendo Switch. ¡La marca blanca SÍ es una buena elección!

Nexomon: Extinction
Fecha de lanzamiento
28 agosto, 2020
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
2964,00 MB
Nuestra puntuación
89

El género de RPG de captura de monstruos cuenta con una gran cantidad de juegos que se pueden adscribir a él, pero la saga que reina por encima de todos es Pokémon. Sin embargo, en esta ocasión no es momento de hablar de las criaturas de bolsillo, sino del título que se ha denominado en redes sociales como “la marca blanca”, Nexomon: Extinction, el cual llega ahora a PC y a consolas (entre las que se encuentra Nintendo Switch) de la mano de Vewo Interactive, PQube y Meridiem Games para demostrarnos que siempre se puede ir un paso más allá y que es mucho más que una copia, como muchos se atreven a afirmar sin fundamento. ¡Hora de sobrevivir en un mundo en decadencia en el que los Nexomon amenazan a la humanidad!

 

 

Comienza la lucha de los Tyrant para convertirse en el siguiente rey de los Nexomon

Han pasado 1.000 años desde que Omnicron, el soberano de los Nexomon, fuera derrotado por un valeroso grupo de humanos, ya que estas criaturas comenzaron a amenazar la vida en el planeta. No obstante, aunque se creía que esto sería el final de la amenaza, tan solo fue el principio del fin, y desde entonces los Tyrant, un grupo muy poderoso de estas criaturas, ha estado peleando para así lograr hacerse con el trono; y los humanos se han visto envueltos en esta guerra que ha destruido todo a su paso.

 

Como podemos ver, desde un primer momento la trama de este título es muy distinta a la de Pokémon, apuntando de manera muy diferente a un desarrollo en una dirección completamente contraria. Aquí, nuestra aventura comienza en el orfanato en el que el protagonista vive, justo el día en que por fin va a conseguir su propio Nexomon y va a poder unirse al Gremio de domadores que velan por que la paz reine en las ciudades humanas. Pero pronto comienzan los problemas y, tras el ataque de un misterioso dragón gigante, una extraña mujer nos entrega a nuestra primera criatura. ¿Qué hay detrás de todo esto? Así, la historia progresa de tal manera que nos vemos inmersos de lleno en esta guerra que sucede entre los diferentes Tyrant que luchan por hacerse con el control de todo y de todos, pero también en las disputas entre el Gremio y aquellos renegados que ahora pelean en el bando de estas criaturas que no dejan de destruir todo lo que encuentran a su paso.

 

Eso sí, además de esta épica y más que interesante historia que no deja de dar giros de guión totalmente realistas que dejan al jugador con la boca abierta y con ganas de descubrir más de este rico mundo, también encontramos un gran número de personajes carismáticos y excéntricos que hacen que queramos hablar con todos y cada uno de ellos. En el Gremio encontramos una gran cantidad de domadores con los que tenemos que aunar fuerzas para así acabar con la amenaza, pero también hay que destacar que el personaje protagonista no está solo en ningún momento, ya que debido a que es mudo, se alía con Coco, un niño gato que lleva la parte cómica de este dúo principal. De hecho, son muchas las ocasiones en las que Coco se atreve a criticar el mundo o incluso a hacer evidente esas convenciones de los videojuegos que en la vida real no serían para nada factibles. ¿Enviar a unos niños a un bosque con las 12 de la noche como límite de tiempo? “¿Es que no ha jugado usted a un RPG, señora?”. Y precisamente Coco no es el único personaje que se atreve a romper la cuarta pared en todo momento, pues muchos diálogos nos indican que hay personajes son conscientes de dónde existe este mundo que habitan, siendo incluso lo más “descarado” el diálogo de un jefe que nos comenta cómo los jugadores del primer juego se quejaron de la dificultad de su combate y que para esta ocasión los programadores han hecho algunos ajustes.

 

Y hablando de “primer juego”, debemos tener claro que Nexomon: Extinction es la secuela de un título que se lanzó hace unos años para dispositivos móviles, y aunque a lo largo de la historia se hagan constantes alusiones, y aunque aparezcan personajes que ya se usaron en la primera entrega, en ningún momento esto nos afecta si somos jugadores que se adentran ahora por primera vez en la saga, pues se trata de una trama completamente separada. Eso sí, en el prólogo se nos describen los acontecimientos del juego antecesor, lo único necesario para saber desde qué punto parte la nueva aventura.

 

Un gran mundo nuevo para explorar se abre ante nosotros (si los Tyrant nos lo permiten)

Una de las bases de Nexomon: Extinction es la exploración de su basto mundo, y es que cuesta concebir un RPG de captura de monstruos sin que haya exploración. Así, el entorno está formado por secciones de un tamaño que podríamos definir como medio en las que nos movemos y en las que encontramos todo tipo de entornos, ya sean ciudades gloriosas o parajes postapocalípticos en donde los Tyrant han destruido todo. E incluso este entorno podríamos calificarlo de “mundo abierto” porque desde un principio podemos acceder a todas las áreas que forman parte del mundo, para así ir capturando criaturas e ir planificando nuestra estrategia, aunque hay que tener en cuenta que, como nos adentremos donde no debamos, puede que nos llevemos una paliza si nuestro nivel es demasiado bajo. ¿Queremos ir a una zona que en la trama principal no visitaremos hasta cerca del final? Sin ningún problema, podemos alcanzarla. Eso sí, a medida que progresamos, también adquirimos poderes, como controlar el fuego o dar saltos en el aire, lo que nos permite ir desbloqueando otras zonas concretas que antes eran inaccesibles.

 

 

Y en lo que respecta al diseño de estos entornos, hay que destacar que estos son bastante accesibles para los jugadores, pudiendo llegar a atravesarlos sin ningún problema e incluso sin tener que enfrentarnos a domadores rivales, pues la disposición de elementos está hecha para que sean los propios jugadores los que decidan en todo momento si quieren atrapar Nexomon, combatir o realizar misiones secundarias. De hecho, aunque veamos secciones de hierba, los monstruos salvajes solo aparecen en aquellas que se agitan, por lo que vemos en todo momento dónde se encuentran (excepto en algunas cuevas, en donde estos encuentros son totalmente aleatorios).

 

Y hablando de misiones secundarias, este es uno de los fuertes del juego. Cuando exploramos el mundo, en ocasiones vemos que hay personajes con un símbolo de estrella sobre su cabeza, lo que indica que quieren pedirnos una tarea, la cual puede ser de cualquier tipo, como conseguir objetos, atrapar Nexomones específicos o incluso dirigirnos hasta una casa en una ciudad lejana porque un fantasma olvidó borrar su historial de navegación de Internet antes de morir. Además, en muchas ocasiones nos vemos obligados a realizar estas misiones para conseguir mejores recursos que nos ayuden a seguir triunfando en los combates, debido a que el tema postapocalíptico está bastante presente en todos los aspectos del juego, hasta en los precios de los objetos y en las fluctuaciones de estos. De hecho, otra opción para conseguir dinero es vender las esquirlas que obtenemos de varias piedras que hay difundidas por el mapa, pero esto no es lo más recomendable porque también nos sirven para crear núcleos y trampas elementales (entraremos en más detalle de estos en la sección del análisis dedicada al sistema de combate).

 

Y, por último, también hay que mencionar que podemos elegir a un compañero que nos siga en todo momento. No obstante, esto tiene una pega, y es que no todas las criaturas podrán seguirnos, solo aquellas que encontremos en cofres que hay repartidos por los mapas, así que aquí tenemos otro elemento más que motiva para que los jugadores no se dejen ni un solo rincón sin explorar.

 

 

¡Consigue a todos los Nexomones y aplasta a tus enemigos!

No podemos dejar de hablar de los intensos combates en un RPG de captura de monstruos, ya que esta es la base de la progresión. Si bien vistos desde fuera estos enfrentamientos pueden ser muy similares a Pokémon, en cuando comenzamos a luchar nos damos cuenta de que necesitamos estrategias totalmente diferentes para así poder vencer, sobre todo debido al hecho de que los Nexomones cuentan con una barra de energía que se va vaciando a medida que realizamos los movimientos y, una vez se agota, esta se recarga un poco durante un turno en el que quedamos totalmente expuestos a los golpes enemigos. Además, cuando cambiamos una criatura de combate perdemos un turno, algo normal, pero también perdemos un turno si nuestra criatura anterior cae derrotada y tenemos que lanzar una nueva, lo cual en ocasiones llega a sentirse como algo injusto, porque puede que incluso no lleguemos a tener oportunidad de atacar al enemigo.

 

Asimismo, más arriba mencionábamos los núcleos, los cuales son los objetos equipables de este juego, y aunque a veces los consigamos porque nos los dan algunos personajes, normalmente debemos dirigirnos al laboratorio y crearlos empleando diferentes esquirlas, para así poder aumentar la defensa, el ataque o la experiencia obtenida, entre otros parámetros.

 

Y tampoco podemos dejar de hablar de la manera de capturar a estos monstruos (existe un total de 381) porque tenemos que cargar en todo momento con diferentes comidas para así aumentar las posibilidades de que se queden atrapados dentro de las nexotrampas. De hecho, cuando seleccionamos el menú de captura, vemos en pantalla una gráfica con diferentes porcentajes, y estos serán más altos según si usamos la comida adecuada, la trampa adecuada, si infligimos un estado alterado, etc. No hay que perder de vista la captura porque tenemos que pulsar rápidamente una secuencia de botones.

 

Por último en este apartado, un aspecto negativo que es más que notable es que no contamos con ningún tipo de elemento multijugador, ni local ni online, y es precisamente este género el que se presta a que los jugadores intercambien criaturas y a que cooperen para así lograr completar la enciclopedia al 100 %, pero también a que se enfrenten entre ellos para demostrar quién es el más fuerte.

 

Un universo colorido y mortífero a partes iguales

Desde un plano más técnico, uno de los aspectos que más nos llaman la atención de Nexomon: Extinction son sus coloridos gráficos en 2D, que permiten mostrar en todo su esplendor este universo de nuevas criaturas. Podemos observar cómo todos los entornos cuentan con animaciones, ya sea en los elementos decorativos, como ramas y demás, o en los personajes que allí aparecen, dando así la sensación de que el mundo está totalmente vivo. Y hablando de animaciones, también hay que destacar los combates, en donde estas criaturas aparecen completamente animadas. Incluso en algunas de las escenas que forman parte de la trama observamos imágenes artísticas que llegan a impresionarnos porque transmiten a la perfección las sensaciones que viven los personajes. Y, al mismo nivel de los gráficos, encontramos la banda sonora, con todo tipo de tipos de melodías, desde las más épicas hasta las más relajantes, pasando por aquellas que motivarían a cualquiera que se encontrara en un buen apuro. Eso sí, en algunas de las melodías sí podemos notar el bucle.

 

Igualmente nos encontramos con un título totalmente fluido con menús más que rápidos y con transiciones que no hacen esperar a los jugadores, tanto en modo sobremesa como en modo portátil, por lo que en este sentido (pero también en el de los gráficos) no notamos diferencia entre jugar de una forma u otra, lo cual es bastante positivo, siendo este el principal espíritu de los títulos que se lanzan en Nintendo Switch.

 

Y si sois de aquellos que buscan un reto, en Nexomon: Extinction lo vais a encontrar, porque el juego no nos regala ni una sola de las victorias que consigamos. Son varios los momentos en los que tenemos que parar el avance de la trama para entrenar y para atrapar nuevos monstruos, y esta dificultad también se ve aumentada todavía más por el hecho de que las criaturas no consiguen experiencia hasta que no acaba el combate, por lo que, si uno cae en un enfrentamiento contra un domador antes de que este finalice, no gana ni gota. Quizá se trate de un juego que no sea muy accesible para aquellos que les gusta acabar rápidamente, pero con paciencia, perseverancia y entrenamiento se pueden superar los diferentes desafíos que nos plantea, gracias a los diferentes recursos que se incluyen, como las revanchas contra los domadores, que demuestran que pueden hacerse más poderosos.

 

Y hablando de accesibilidad, lo que sí que hay que remarcar mucho es que contamos con textos en varios idiomas, entre los que se encuentra el español, con una traducción que, en ocasiones, muestra palabras en inglés, siendo las más típicas el “yes” o “core” (para referirse a los núcleos). No obstante, esto son errores mínimos y muy puntuales, y para nada empañan lo que se trata de unos diálogos muy divertidos y épicos, según sea la situación.

 

Nexomon: Extinction – Unas criaturas que cuentan con su propia esencia

Si bien Nexomon: Extinction nace de la influencia que la saga Pokémon ha tenido en sus creadores, desde un primer momento nos demuestra que se desmarca enormemente de los juegos de las criaturas de bolsillo, presentando una historia que evoluciona en una dirección completamente distinta, pero presentando también diferentes elementos jugables que hacen que en los combates no podamos ni siquiera aplicar las mismas estrategias. Además, nos encontramos con un mundo postapocalíptico desafiante en el que en ningún momento se le regala nada a los jugadores, pero en donde sí que nos proporcionan las herramientas necesarias para que esta curva de dificultad acabe siendo totalmente proporcionada. Por lo tanto, si buscáis una nueva saga de captura de monstruos, esta puede ser vuestra oportunidad, ya que este título supone un soplo de aire fresco a unas bases que ya estaban establecidas desde el inicio del género. ¡Que no os derroten los mortíferos Tyrant!

 

Nexomon: Extinction

Hemos analizado Nexomon: Extinction gracias a un código digital cedido por PQube. Versión analizada: 1.0.1

Nexomon: Extinction
Un nuevo mundo lleno de Nexomon nos espera
Nexomon: Extinction supone un giro de tuerca a lo ya visto en los títulos de captura de monstruos, lo cual aparece junto con una dificultad algo desafiante para que así experimentemos realmente lo que es explorar este mundo postapocalíptico.
PROS
Existen 381 criaturas poblando este mundo totalmente nuevo
Nos encontramos con un mundo totalmente animado que da la sensación de estar completamente vivo
Presenta gran cantidad de contenido secundario que nos ayuda a seguir avanzando en la épica aventura principal
CONTRAS
En algunas ocasiones se escucha el bucle de las melodías que suenan de fondo
Algún que otro pequeño bug en los diálogos
No cuenta con ningún tipo de juego multijugador
89
Más artículos
Professor Lupo Ocean Switch
Professor Lupo: Ocean se muestra en un tráiler en su viaje submarino a Nintendo Switch