Animal Crossing New Horizons

Un estudio de la Universidad de Oxford usa Animal Crossing para probar la influencia de los videojuegos en el bienestar personal

El año 2020 ha sido uno de los más agitados que se recuerdan en la historia reciente. No solo crece la tensión política dentro y fuera del país, sino que hemos tenido que hacer frente a una pandemia mundial que en España encara su segunda ola con previsiones nada halagüeñas. Durante el confinamiento, no fueron pocos los que aprovecharon el tiempo extra en casa para ponerse al día con sus hobbies pendientes, y entre ellos los videojuegos ocuparon un lugar destacado. Ante esta situación, la Universidad de Oxford planteó la posibilidad de que jugar comportase un beneficio para la salud y desarrolló un estudio en el que obtuvo por telemetría y encuestas datos de 518 jugadores de Plants vs. Zombies: Battle for Neighborville (encuestados entre agosto y septiembre) y 2756 jugadores de Animal Crossing: New Horizons (encuestados en octubre). Los resultados son claros. Sigue leyendo.

 

universidad de oxford about friends

 

Esta investigación es la primera de su tipo que, en lugar de basar sus conclusiones únicamente en las encuestas a jugadores, usa datos industriales (datos recogidos por las empresas cuando juegas) sobre tiempo veraz de juego. El estudio sugiere que las experiencias competitivas y la conexión social con otras personas mientras se juega contribuyen al bienestar personal y, de hecho, los jugadores que expresaban felicidad al jugar tenían más tendencia a sentirse bien en general.

 

«Profesor Andrew Przybylski, psicólogo experimental y Director de Investigación en el Instituto de Internet de la Universidad de Oxford: Investigaciones anteriores han confiado sobre todo en la subjetividad de los encuestados para estudiar la relación entre juego y bienestar. Sin datos objetivos, aquellos que dan consejos a los padres, a los jueces o a quienes dictan la ley lo han hecho sin una base sólida ni evidencia alguna. Los juegos no son necesariamente malos para la salud.» 

 

Una experiencia de calidad podría ser más importante que la cantidad de tiempo invertido en jugar. No depende de los juegos, que no son buenos ni malos por sí mismos, sino de una amplia gama de factores psicológicos que se pueden ver afectados por el juego, puesto que es una actividad que incide positivamente en la salud mental. Para estudiar la asociación entre tiempo de juego (objetivo y recopilado por las compañías) y bienestar (subjetivo y obtenido por la Universidad de Oxford) se examinó el rol del jugador en el título y cómo influía eso en su sensación de autonomía, representación (¿qué jugador no se ha sentido representado por un personaje concreto?), competitividad, satisfacción y estrés a través de formularios creados por los investigadores.

 

Animal Crossing: New Horizons

 

La colaboración de la Universidad de Oxford con Electronic Arts y Nintendo of America ha hecho posible combinar el esfuerzo académico con el industrial. Accediendo a los datos de las compañías se ha podido investigar la relación entre tiempo objetivo de juego y percepción subjetiva de bienestar, permitiendo a los investigadores crear un modelo de alta calidad para la recolección de evidencia científica que pueda guiar y apoyar a las autoridades sanitarias de cualquier gobierno.

 

Entre las conclusiones clave de esta investigación, se encuentran:

  • La cantidad de tiempo invertido en jugar es un factor positivo para el bienestar de la gente, pero su impacto no es tan significativo como la experiencia subjetiva del jugador mientras juega.
  • Los jugadores que indican una satisfacción genuina al jugar tienden a indicar también mayor bienestar general.
  • Personas cuyas necesidades psicológicas no están siendo cuidadas en el «mundo real» tienden a expresar menor beneficio al jugar.

 

¿Qué opináis de esto? ¿Jugar os hace sentir bien?