Ayuda a NextN comprando en Amazon
Análisis Untitled Goose Game Switch

Análisis Untitled Goose Game – Nintendo Switch. ¿Se puede ser más ganso?

¡Se va a liar!

Untitled Goose Game Switch
Fecha de lanzamiento
20 septiembre, 2019
Nº jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño descarga
994 MB
Nuestra puntuación
80

Untitled Goose Game… ¿un videojuego de «hacer el ganso»? ¿De qué puede ir esto? Esta expresión, al menos en español, no es otra cosa que «hacer o decir tonterías con la intención de provocar la risa». Algunos ven al animal en sí como una ave gamberra, macarra, incluso molesta. Quizás si nos parásemos a investigar un poco más sobre ellos conoceríamos que el ganso puede ser incluso un buen compañero para nosotros. Pero no. El que nos ocupa de bueno no tiene una pluma y va a tratar de sacar todo lo malo que tenemos dentro. Te va a hacer graznar de la risa, ¡ya verás!

 

Estás ante el análisis de Untitled Goose Game para Nintendo Switch, y no, no se trata de un simulador de esta peculiar ave. No vas ser capaz de volar, ni de seguir sus necesidades migratorias, o de buscar una pareja con la que vivir toda su vida (¡los gansos son animales muy fieles!), ni nada de eso. Tu objetivo es fastidiar a los humanos. Así de simple y tal y cómo suena.

 

¿Qué habrá pasado entre los humanos y el ganso?

Lo vemos ahí fastidiando todo lo que puede y más, pero no sabemos si previamente este animal ha tenido alguna historia con el pacífico pueblo que tratará de atormentar. Conocerás a unas buenas gentes que solo quieren vivir una vida tranquila haciendo las cosas de su día a día. Ahí está el granjero, la tendera, la señora de la tienda de televisores o un niño que simplemente juega despreocupado en la calle, hasta que llega nuestro protagonista… y las cosas del granjero van a parar a un estanque, la tendera ve como su puesto se llena de restos de un cubo de basura cercano, la señora de la tienda de televisores tiene que salir de su negocio a toda prisa porque un niño está siendo aterrado por un ganso… en pocas palabras, nuestro amigo ha llegado para liarla bien.

 

Análisis Untitled Goose Game Switch
El amable ganso siempre está deseoso de conocer nueva gente con la que interactuar

 

Lo cierto es que no hay muchos vecinos que conocer, y ni uno de ellos pronunciará una sola palabra. Total, no las ibas a entender, tú simplemente eres un ganso. Puedes agitar las alas (pero no volar), puedes nadar, puedes graznar, moverte por donde te dejen los límites del escenario, pero sobre todo puedes coger cosas. Ese piquito tan bonito puede causar verdaderos estragos, caos y confusión. Los controles de este «título sin nombre de un ganso» son tan simples, como efectivos, mientras que esa opción de «coger» es el alma de un videojuego que esconde algún sencillo puzle que otro. 

 

¡Sigue la lista de tareas para avanzar!

No sabrás hablar, pero bien que tienes una lista en la que consultar las cosas que tienes pendientes que hacer para poder continuar avanzando. Digamos que cada zona pertenece a un vecino y tiene una lista de cosas para hacer, que podremos consultar con tan solo pulsar el botón menos. Estas tareas, o misiones, incluyen cosas como «haz un pícnic», para lo que tendrás que reunir (robar) una serie de objetos que se indican en la citada lista. Una vez completes dicha tarea será tachada de la lista, y realizadas unas cuantas de ellas habrás hartado tanto al vecino en cuestión que pondrá un cartel que te dará a entender que no eres bien recibido, con la posibilidad de pasar a la siguiente sección.

 

Análisis Untitled Goose Game Switch
Ganso, no lo hagas, ¡NO LO HAGAS!

La gracia es que los personajes tienen sus rutinas, comportamientos, incluso una pequeña memoria cuando han visto algo en cierto sitio y acuden después a recogerlo, también tienen saben dónde tienen que ir las cosas, si algo no está en su lugar. No esperes mucha profundidad en la inteligencia artificial, sino que estos comportamientos sirven para saber qué deberías hacer en todo momento. Te aprovecharás del vecino que tira al jardín de su vecina todo lo que encuentra en su propiedad, e intentarás que el dueño del bar (¿o es el portero?) no te vea, pues no quiere que estés dentro de la zona y hará todo lo posible por echarte. Pero en ese mismo recinto otras personas podrían comportarse de forma completamente diferente.

 

Análisis Untitled Goose Game Switch
Una de las listas de tareas por hacer. Por cierto, está traducido al español

 

Como decíamos, no vas a conocer a muchos vecinos, pues Untitled Goose Game es un videojuego corto en extensión que puede completarse en una tarde sin problema alguno. A medida que avanzamos, el pueblo se va interconectando, siendo el avance lineal y sin poder escoger distintos caminos, dado que nuestro protagonista tampoco puede ir por donde quiera, y en parte ahí está la gracia. La extensión de la lista de tareas no es muy larga, e incluso podríamos decir que no es muy rejugable cuando ya conoces todo lo que tienes que hacer… pero para nada estamos hablando de un mal juego.

 

Las risas de hacer el ganso

Teniendo tan poquitas acciones a tu disposición, ¿cómo puede ser tan divertido Untitled Goose Game? Básicamente, porque saca tu lado más gamberro. Ponerte a los mandos de esta adorable ave es realmente una delicia, así como hacerle la vida imposible a los vecinos. Es muy complicado no reírte tras haber trazado tu simple pero malvado plan de coger la radio del granjero para dejársela tirada en medio del estanque… y ver jugar a otros es todo un show. Si bien no es un título largo, es de esos que te gusta enseñar y poner en manos de la gente. En ese primer momento, y hasta que lo terminas, es adictivo también gracias a lo intuitiva que es la experiencia, ya seas una persona con mala leche o no. Y si ya cae en manos de un niño pequeño, os vais a hartar de reír viendo cómo pone a los habitantes del pueblo contra la espada y la pared.

 

Análisis Untitled Goose Game Switch
Entre tus habilidades gansiles encontrarás la facilidad para el hurto y una alta maestría en sigilo.

 

Pero es que también entra por los ojos, tanto en modo sobremesa, como portátil. Con un aspecto gráfico en apariencia minimalista en su primer contacto, Untitled Goose Game desprende buen hacer por los cuatro costados. No esperes ni busques texturas hiperrealistas, pero sí bonitos tejados de tejas preciosamente colocadas o pequeños objetos perfectamente reconocibles gracias a sus detalles. Lo sonoro no se queda atrás y va acorde con el apartado gráfico, demostrando que menos a veces puede ser más. Dejando aparte sonidos FX a los que no se les puede poner pega alguna, con toques curiosos como que no es lo mismo graznar al aire que con el pico en una botella, el silencio predomina… hasta que nuestro ganso se pone en acción y comienza a sonar unas piezas concretas de piano que dan vida a la situación, que a un servidor le han recordado al cine mudo del también a veces gamberro Charles Chaplin. Si persigues a un niño para asustarlo te acompaña una traviesa melodía, diferente de cuando has robado algo a la tendera y te persigue amenazante con su escoba, cuando entra en escena una canción de persecución acompañando deliciosamente a la acción gracias al sonido del piano.

 

Untitled Goose Game es ese tipo de juegos que te gusta que otros conozcan

Divertido y muy travieso, tanto tú como nuestro ganso está deseando que le presentes a más gente del pueblo. Puede que te guste tanto, que te lo acabes en una tarde, consiguiendo alguna que otra tarea extra para hacer. No por ello terminará la diversión con Untitled Goose Game, pues si bien rejugarlo no sería tan divertido, ponerlo en manos de otro jugador y ver cómo reacciona reavivará las risas, ya no digamos si hablamos de los más pequeños de la casa, o los más mayores, pues sus sencillos e intuitivos controles podrán hacer que se sientan gansos con tan solo colocar los mandos en sus manos.

 

Análisis Untitled Goose Game Switch
NO eres bienvenido. ¡Ellos se lo pierden! No, no se lo van a perder ni que quieran…

Quizás sea que nos ha gustado tanto, que queríamos más, y que de tanto que nos hemos divertido nos habría encantado que fuese un pelín más largo, pues es la mayor pega que le ponemos es su duración, así como su escasa rejugabilidad una vez conoces cómo funciona el «cerebro» de cada habitante. Por lo demás, Untitled Goose Game es una grata experiencia que bien seguro permanecerá en nuestros recuerdos.

 

Hemos analizado Untitled Goose Game (versión 1.0.1) gracias a un código cedido por House House

 

Deseas ser un ganso, pero aún no lo sabes
Definitivamente Untitled Goose Game nos ha encantado, tanto, que su duración se convirtió en un duro golpe. Es de lo más gamberro y gracioso que puedes jugar en Nintendo Switch, y bien seguro vas a querer dejar a este ganso en manos de amigos y familiares. La sencillez de sus controles hace que cualquiera pueda disfrutarlo y partirse de risa dejándose llevar por sus más traviesos instintos. Pobre el que se cruce contigo.
PROS
De lo más gamberro y divertido del momento. ¡Risas aseguradas!
Mola ser un ganso, conocer gente, interactuar con ella...
El apartado audiovisual es una delicia minimalista algo más compleja de lo que parece
CONTRAS
Se te puede hacer corto y poco rejugable
Se hace menos divertido cuando conoces los patrones de conducta de los lugareños
¡Da mala fama a los gansos!
80
Más artículos
Análisis Nintendo Switch Lite
Análisis Nintendo Switch Lite. Más pequeña y económica, pero no mejor. Repasamos todas las diferencias